La conexión entre el sufragismo y el voto de Reese Witherspoon

Hay una campaña intensísima que llama al voto en Estados Unidos para dirimir la batalla Trump-Biden. Y, generalmente, quien impulsa el voto (que puede adelantarse ya mismo aunque las elecciones sean en noviembre) suele inclinarse por un desalojo ordenado de quien ha ocupado la Casa Blanca durante los últimos cuatro años.

Trump ganó, entre otras cosas, gracias a la abstención de votantes demócratas progresistas que veían a Hillary Clinton demasiado escorada a la derecha.

Y la pesadilla se hizo realidad.

Pero a lo que vamos: Reese Witherspoon ha hecho un llamamiento al voto en el que conecta la lucha de las mujeres sufragistas con la papeleta que en 2020 hay que introducir en la urna.

Así de claro.

Porque el machismo de Trump quedó claro ya en su momento, cuando se reveló un audio en el que presumía de poder hacer lo que quisiera con las mujeres gracias a su fama y dinero ("las puedes coger del coño"). 

Las encuestas dicen que Biden va muy por delante pero, al final, por el peculiar sistema electoral estadounidense, un puñado de estados deciden y allí la cosa está más reñida.

Hollywood (salvo excepciones como Chuck Norris o Charlie Sheen) apuesta por Biden, aunque solamente Tom Hanks le apoyó desde el principio, cuando las primarias. Las estrellas del cine estadounidense están más a la izquierda, con Bernie Sanders y Alexandra Ocasio-Cortez.

Reese Witherspoon suele mantener un perfil bajo en lo que a política se refiere pero esta vez ha decidido mojarse.

Y lo ha hecho con su estilo positivo, muy alejado de la polarización brutal que vive Estados Unidos (y el planeta).

Ella prefiere ver el lado luminoso de las cosas.

Sí, así en su perfil de Twitter habitualmente, una celebración de la vida soñada en plan Norman Rockwell, con el sol brillando en California, las calabazas de Halloween dispuestas, tardes de jardín y barbacoa...

Todo eso quiere Reese Witherspoon que permanezca pero sin Donald Trump, sin autoritarismo ni futuro distópico.

Ojalá.

ADEMÁS: ¿Quién interpreta a Joe Biden en Saturday Night Live?

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Iker Jiménez hace tiempo que cogió la linde del coronavirus como tema central de Cuarto Milenio y está dispuesto a ir con todo hasta el final. 

En esta ocasión, el presentador del programa de Cuatro ha querido analizar la realidad de China o, más bien, su versión de la realidad de China, situando allí el origen de la pandemia.

Y para hacerlo, Iker Jiménez ha optado por llamar a un colaborador conocido y reconocible por su discurso neoliberal, conservador y, sobre todo, por su viralísimo vídeo de las mentiras. 

Ver resumen Ocultar resumen

A propósito de la fiesta de La Razón

Páginas