La canción perdida de Joaquín Sabina es también una peli de los 80

Se trata de una canción hermosa y, sin embargo, borrada del repertorio de Joaquín Sabina. Pura arqueología que quedó por ahí, a la intemperie, apenas preservada por quienes hacen de la música de Sabina un culto que carece de piezas menores.

Hay que reivindicar Dos mejor que uno, que suena a 1987 y al talento sabiniano que, por entonces, despegaba gracias a las televisiones y a García Tola y a las muchas noches en La Mandrágora, hoy Lamiak, abrevadero incombustible del combustionado barrio de La Latina.

Dos mejor que uno fue una canción encargada para una película  y Dos mejor que uno (la película) trataba sobre un tipo corriente al cual una serie de vicisitudes empujan a un descampado donde se va a construir un edificio de oficinas y allí monta un huerto y ese huerto se convierte en motor de vida para un barrio que está perdiendo su identidad con tanto rascacielos y tanta modernidad y prosperidad impuesta por el Partido Socialista Obrero Español de don Felipe González Márquez (de la calle Pez Volador, en el madrileño barrio de La Estrella, al palacio de La Moncloa).

dos-mejor-que-uno

O sea, se trata de una de esas comedias al estilo Fernando Colomo o Emilio Martínez Lázaro que ilustran perfectamente como España cambió la boina por el traje arrugado de Adolfo Domínguez, con ministras y ministros en los bares de copas hasta las mil y divorcios por doquier y el colorido de un capitalismo pop en el que lo fundamental era echar unas risas después de los llantos del franquismo.

Y luego que en Dos mejor que uno están actores y actrices tan impresionantes como José Sacristán, Antonio Resines, Carmen Elías, Rafaela Aparicio, Rafael Alonso, Marta Fernández-Muro, Saza. Y el periodista musical Carlos Tena, que pasaba por allí antes de exiliarse (muchísmos años después) en La Habana revolucionaria.

¿Y la canción?

La canción era un relato resumido de la película con ripios entrañables y una música que, sí, tiene todo el aire sabiniano de aquellos maravillosos 80.

Ah, qué joven era aquel Joaquín Sabina y qué joven sigue siendo, carajo, dejémonos de nostalgias.

Dirigió Dos mejor que uno Ángel Llorente, un hombre fallecido de manera prematura (en 1993, con apenas 53 años) y que había participado junto a Garci en la escritura del guión de Volver a empezar y había ocupado diversas funciones en el mundillo del cine (de ayudante de dirección a productor y guionista).

Dos mejor que uno fue su salto al cine y bien es cierto que no fue un exitazo pero quienes la hemos visto opinamos que es una comedia absolutamente reivindicable, con el tono de la época y el inmenso talento de nuestra farándula condensado en su reparto.

No se fíen del trailer que los trailers que se hacían por aquellos 80 eran para echar a correr.

El caso es que resulta pertinente recuperar esta canción olvidada de Joaquín Sabina y, de paso, reivindicar esta comedia sepultada también en el olvido. Y luego pueden ustedes rastrear otra pieza maestra de Joaquín Sabina que quedó casi descatalogada: Tolito, canción que el cantautor más madrileño de Úbeda compuso para Vivir cada día, serie de TVE que se hacía en el pleistoceno contando historias reales. En este caso, la de Tolito, un mago que actuaba en el metro de Madrid.

El pasado es un lugar donde han quedado muchas cosas abandonadas y está bien regresar de vez en cuando y ver lo que hay por esos pretéritos lares.

ADEMÁS: ¿Hay que prohibir las canciones de Michael Jackson?

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Intercambio de insultos lamentable para despedir noviembre

Ver resumen Ocultar resumen

Mejor streamer del mundo en Esports Awards 2020

Páginas