La bravuconada del 'toledano' Girauta que le ha explotado en la cara

La de vueltas que ha dado la vida de Juan Carlos Girauta en los últimos días ha sido una cosa de locos. 

Que si toledano de adopción, que si toco la guitarra, que si con Pedro Sánchez no. Todo parecía tener otro color hace unos días. En concreto, color naranja

Como estaría de confiado el diputado 'toledano' de Ciudadanos que hasta se atrevió a lanzar una bravuconada amenazante en Twitter. Ocurrió el pasado 4 de noviembre, a seis días de las elecciones generales, y con las encuestas vaticinando el descalabro de Ciudadanos. 

"Tengo todas las encuestas guardadas. En unos días les sacaré los colores a los mercenarios de la estadística. No olvido. Y, además, me regodearé. Mucho". 

ADEMÁS: No es broma: Toni Cantó pide el voto para Girauta... ¡porque toca la guitarra!

Altivo, amenazante y rencoroso. Sin duda, el mejor tuit que se puede lanzar en campaña. 

Lo mejor de todo es que esas encuestas a las que hace referencia, eran hasta benévolas con lo que le ha ocurrido al final a Ciudadanos. De 57 diputados ha pasado a 10, mientras que las encuestas más pesimistas les dejaban en torno a 24. 

Lo que hace seis días era naranja y amenazante, tras las elecciones se ha tornado negro y triste

ADEMÁS: ¿Qué es la soledad? La soledad es Girauta en Toledo

Es más, en lo personal, Juan Carlos Girauta ha visto como su escaño por Toledo volaba a las manos de Vox, donde Inés Ballester le ha pasado por la derecha. Literalmente. 

¿Lo bueno de este resultado? Que Juan Carlos Girauta no tendrá que grabar otro vídeo promocional de la Ciudad Imperial. Incluso podrá irse a Madrid o Barcelona si así lo estima oportuno. De hecho, no son pocos los tuiteros que le animan a pasarse a Vox. Al final, es uno de los pocos partidos que le faltan. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Una vez más, y ya son unas cuantas, los periodistas, meros transmisores de la realidad, sufren los atropellos de unos cuantos energúmenos. 

En este caso, ha sido un equipo de Cuatro al Día, encabezado por Rocío Cano, el que ha sido agredido en su visita a Lleida. Una ciudad que vuelve a estra confinada, por culpa de un rebrote que afecta ya a 1.715 personas y que tiene a los vecinos más nerviosos que en la anterior cuarentena. 

Páginas