José Manuel Soto llama a la Guerra Santa contra el Islam e incendia Twitter

José Manuel Soto está viviendo un verano intenso, muy intenso podría decirse. No porque el autor de 'Por ella' esté de concierto en concierto por todas las ciudades de España-

Lo del cantante andaluz está siendo un amor intenso con Twitter. Desde su perfil de Twitter y en ocasiones desde Facebook ha compartido sus reflexiones casi sobre lo humano y lo divino. 

Mensajes contra los antitaurinos en los que mezclaba comunismo con tauromaquia; vídeos contra los políticos catalanes... Pero sobre todo en las últimas horas desde los atentados de Barcelona y Cambrils Soto ha visto en Twitter su lugar favorito  para dar rienda suelta a sus más bajos instintos. 

ADEMÁS: Soto y su alegato contra el independentismo catalán

Si hace unos días lo hacía desde la playa esta vez ya tuiteba desde Sevilla, su lugar de residencia.

Un tuit madrugador

Eso sí, el tuit lo compartía a las seis de la mañana del lunes. Soto madrugó o trasnochó para invitar a la Guerra Santa. Sí, así como suena.

ADEMÁS: Isabel San Sebastián y la Guerra Santa

El cantante es de los que lucharían contra el Estado Islámico cuerpo a cuerpo si pudiera o eso dice. El tuit pronto se viralizó y generó multitud de críticas y algunas adhesiones. 

En él  afirma que: "España es un país libre porque nuestros antepasados le echaron huevos y derrotaron al Islam o les subvecionamos y pronto nos atropellarán". 

Enamorado de Twitter

Más allá del componente islamófobo del tuit (extendiendo a toda una religión los actos de unos terroristas) también destacaba lo poco afortunado de la expresión de "nos atropellarán" días después del atentado terrorista en Las Ramblas. 

ADEMÁS: Soto y su peculiar defensa del toreo 

Eso sí, lejos de modificar su discurso insistió en él , recordó que cuando Al-Andalus florecía y "era la luz del mundo". Nostágico de Al-Andalus también tuvo momento para aitzar a Podemos por el pacto antiterrorista o de lamanetarse que quien lleve la investiación sea la policía autonómica. 

Fotos: Instagram