José Manuel Soto sospecha que sus hijos votan a Podemos

José Manuel Soto, hablando con esposa Pilar, en una cocina casi en penumbra. Lágrimas en los ojos, agarrándose el pecho y con tono entrecortado mientras pregunta, en tono lánguido: "¿En qué nos hemos equivocado, Pilar?". 

Esto no ha pasado. Es más, leyendo la entrevista que José Manuel Soto ha concedido a Papel, se perfila un hombre mucho más sereno y pragmático que como se muestra en Twitter

Pero claro, cuando en la entrevista confiesa que "sospecho que mis hijos votan a Podemos", es imposible no imaginar a ese padre traicionado por sus tres vástagos. 

ADEMÁS: 'Querella' o la parodia definitiva de José Manuel Soto

Obviamente, si en una entrevista a un famoso conservador sale el nombre de Podemos, acto seguido aparece asociado el de Venezuela. La asociación de ideas está más que asentada. Al final, el personaje creado en Twitter aflora cuando menos lo espera el propio José Manuel Soto

También lo hace cuando utiliza otra coletilla habitual de la bancada conservadora: "cuando insultan a España, me están insultando a mí también". Más clásico que la siesta. 

ADEMÁS: Anabel Alonso, el PP de Madrid, la movilidad y los lujos del gremio de actores

Precisamente sobre su labor tuitera le preguntan, elevándole a categoría de ariete de la izquierda. Un caro del que reniega. Bastante tiene con ser embajador de Tabarnia. "No pretendo ser ariete de nada, sólo expreso mis opiniones", y lo hace recordando que "en el mundo de la música, la mayoría de mis compañeros son de izquierdas"

Es más, el cantante, que el próximo día 16 actúa en Barcelona, asegura que ahora se siente como Lluis Llach o Joan Manuel Serrat en los 70. "Me siento un poco cantante de canción protesta también. Lo libertario y los contracorriente hoy es lo que yo hago, que es cantar 'Soy Español'". Y de paso cuela la autopromoción de su último 'éxito'. 

ADEMÁS: LAs 7 plagas de Pedro Sánchez, según José Manuel Soto

Aunque si llama la atención su autodenominación como cantante protesta, más llama la respuesta que da cuando le preguntan por los ataques a la Iglesia Católica. "Me parece fatal. La Iglesia tiene luces y sombras pero no es verdad que todos los curas sean pederastas". ¿Quién había hablado de pederastas? Curiosa asociación de ideas la suya. 

Para terminar la entrevista, José Manuel Soto opta por reconocer lo que en Twitter es un mantra. "Tengo pinta de típico señorito andaluz. Me gusta la feria, los caballos y los toros". Ahora, pondera que él ha trabajado para serlo. "Llevo 35 años de profesión, 2.000 conciertos, 22 discos grabados...". El señorito andaluz no sólo nace, también se hace.

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Que el humor tiene un fondo trágico no resulta ninguna novedad. Todos los grandes de la comedia lo han sabido. Lo sabe Ignatius Farray y lo expresa en sus memorias Vive como un mendigo, baila como un rey. En ese libro menciona (claro) a Richard Pryor, cuya terrible infancia y juventud cocieron a fuego lento un talento humorístico sin precedentes. Y, sin embargo, aquel cómico afroamericano de éxito, que coleccionaba éxitos de taquilla junto a Gene Wilder en la década de los 80, fue un hombre atormentado.

Ver resumen Ocultar resumen

Cosas divertidas que discurren por Twitter bajo el torrente de puñetazos, mal rollo e insultos coloreados en que se ha convertido esta red social. Gracias a @dromuz por descubrirnos cómo sería nuestra clase política si se fundieran sus rostros.

Por ejemplo, arriba lo vemos parcialmente, Pedro Sánchez y Zapatero.

Dos presidentes unidos fisonómicamente y un resultado inquietante.

Como inquietantes son la mayor parte de los resultados.

Véase el hilo.

Ver resumen Ocultar resumen

De repente, Dolly Parton. Diva de la americana music (o, si preferimos, el country) que se ha convertido en icono inmortal de una cierta forma de entender los Estados Unidos. Porque ella es la felicidad despreocupada de las canciones, la fama y el bourbon de los mejores días, un aire caricaturesco a lo Mae West y la inteligencia certera de quien lleva un largo recorrido en la farándula. Dolly Parton tiene 74 años y sigue en la brecha.

Páginas