J. K. Rowling se ríe (literalmente) en la cara de Donald Trump

Ay, Manolete, si no sabes escribir pa' qué te metes. 

Donald Trump, acostumbrado en los últimos meses a venirse muy arriba demasiado a menudo, ha visto como esta vez, el tiro le salía por la culata. 

Como es de sobra conocido, el presidente de Estados Unidos usa Twitter como si fuera su BOE. Anuncios relevantes sobre el país, en 280 caracteres. Obviamente, son muchos tuits y muchos caracteres, por lo que es lógico que la prensa analice al detalle cada uno de ellos. 

ADEMÁS: Susan Sarandon, detenida en una marcha contra Donald Trump

También resulta obvio que si la prensa encuentra alguna falta de ortografía, lo convierta en noticia. No es habitual que el POTUS tenga faltas de ortografía, ni siquiera en Twitter, con un un equipo de comunicación de tropecientas mil personas detrás. 

Sí es cierto que Donald Trump acostumbra a escribir sus propios tuits. Un gesto que le honra pero que también da pie a errores gloriosos como el cometido este martes por la noche. Un tuit en el que ponderaba su grandeza como escritor, pero en el que cometió un error ortográfico tremendo. 

"He escrito varios libros que han arrasado en ventas. Estando más o menos orgullos de mi habilidad para escribir, es cierto que los medios de las Fake News adoran escrutar mis tuits en busca de un error. Escribo en mayúsculas algunas palabras para enfatizarlas, no porque deban escribirse así". 

ADEMÁS: El presidente de Portugal le da a Trump el mayor corte de su vida, CR mediante

Eso es lo que quería decir Donald Trump. El problema es que en vez escrutar (pore over), escribió derramar (pour over). Es decir, en un tuit que alababa sus dotes ortográficos, tuvo uno error ortográfico grosero. 

A pesar de que borró el tuit en cuestión de minutos, hubo tiempo de que el mundo entero lo viera e hiciera capturas de pantalla. Por desgracia para Trump, una de las que le pilló de lleno fue otra ilustres escritora como J. K. Rowling

Ni uno, ni dos, sino tres tuits le dedicó la escritora para reírse, literalmente, en la cara del presidente USA. 

ADEMÁS: Una bandera española, un barco, Pérez-Reverte y Twitter: polémica asegurada

Entre las risas de J.K. Rowling, le da tiempo a colar palabras sueltas. Desde 'tomo aire', a 'pour', para acabar recordadno que su escritor fantasma había hablado con la prensa hace tiempo

Decir que los tuits de la escritora se han viralizado es quedarse cortos. Casi 33.000 retuits y 140.000 me gusta, para uno de los momentazos del año. 

Así, J.K. Rowling sigue sumando víctimas a su larga lista de tuiteros troleados. Por cierto, aprovechando, recomendamos encarecidamente la serie 'Strike', producida por BBC y basada en una obra de la escritora. Una historia de detectives imprescindible y que estará entre lo mejor de 2018 sí o sí. 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando un grupo pop se convierte en bandera de cierta clase social o segmento ideológico no hay manera ya de hacer un juicio serio sobre sus canciones. Sucede con Bertín Osborne (¿recuerda alguien cuando Amor mediterráneo sonaba en Los40) y con el Miguel Bosé de la plandemia y, claro, con Taburete.

Páginas