Iker se ha comprado un coche fantástico

Las comparaciones son odiosas. 

Pero en este caso, vamos a comparar a Cristiano Ronaldo con Iker Casillas. 

El astro portugués se compraba, hace tan sólo unos días, un Bugatti de 8 millones de euros que no le darán hasta dentro de dos años. Mirando al futuro. Mientras, el ex portero del Real Madrid ha mirado al pasado, en concreto a los 80, para robarle el coche al legendario Michael Knight. 

ADEMÁS: Deportistas multimillonarios que acabaron en la ruina

Sí, Iker Casillas se ha comprado a KITT, el Coche Fantástico que tan buenos momentos hizo pasar a la generación boomer, tan denostada en Twitter. 

Sí, vale que no es el auténtico KITT, sino una réplica. Básicamente, porque el Pontiac Trans Am no tiene permiso para circular por nuestro país. De hecho, quien recuerde el auténtico KITT, sabrá que su volante no era redondo, sino rectangular y no asomaba por encima del salpicadero. 

"Aquellas series con las que crecimos. Llegaron los 80 y, tanto El Equipo A y El Coche Fantástico, eran serie seguidsa por miles y miles de españoles. Quién no ha dicho la famosa frase, cogiendo muñeca en vilo y hablando al reloj: Kitt, te necesito!", ha comentado el ex portero en Instagram. 

ADEMÁS: ¿Por qué se separaron 'Martes y 13'?

Razón no le falta. Comprarte el Coche Fantástico es de ser un flipado. Dicho lo cual, cualquiera desearía tenerlo, aunque habría que echarle valor para lucirlo. 

Sea como sea, y volviendo a la comparación, donde esté Iker y Kitt, que se quiten CR y Bugatti. De hecho, no hay más que comparar la sonrisa de Iker con la de CR luciendo cualquiera de sus tropecientos mil coches. La cara de Iker es la cara de un niño pequeño que va por primera vez a la feria. Y eso no se paga con 8 millones de euros. Casi nunca

Ahora, para nostalgia, el chándal Kelme que lleva Iker en la foto superior... Impagable. 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Todo comienza en el acto celebrado en el Congreso con motivo del aniversario del 23F, en el que Felipe VI participó. Se realizó allí, como colofón, el pleistocénico "besamanos" en el que diputados y diputadas tienen que pasar delante del monarca y mostrarle sus respetos. Los hay muy monárquicos que hacen genuflexiones con triple tirabuzón y otros que dicen "hola" y ya está.

Ver resumen Ocultar resumen

Está claro que C. Tangana se halla en el camino de ampliar su espectro musical más allá del prototípico trap que fue su origen y ahora colabora con dos grandes: Andrés Calamaro y Jorge Drexler. Vale, Calamaro se ha hecho un poco de Vox y puede caernos mal políticamente pero sus méritos artísticos siguen intactos. Así es la vida.

El caso es que Hong Kong, canción de C. Tangana con Calamaro es una canción de Calamaro. 

Sin más.

Pero tiene su aquel. Juzguen ustedes.

Ver resumen Ocultar resumen

Ella misma lo contó este lunes en su programa de Onda Cero. Julia Otero tiene cáncer y se ausentará un tiempo para curarse. Lo ha anunciado con su habitual naturalidad y contundencia, sin paños calientes, ofreciendo ella misma la noticia de su enfermedad. Lleva desde 2007 acompañando las tardes de muchísimas y muchísimos oyentes en Julia en la Onda pero antes fue icono televisivo de cuando la televisión era otra cosa.

Páginas