Goyo Jiménez tiene la solución para una vuelta al cole segura

Quien le iba a decir a las madres y padres españoles que el pastizal a pagar por los libros de texto sería la menos de sus preocupaciones de la vuelta al cole 2020. 

Con el coronavirus en plena segunda ola, la vuelta a las aulas se ha convertido en un gran problema y un mayor peligro para los estudiantes, sus familiares y, por tanto, la población entera. 

¿Y qué hacen las Comunidades Autónomas, cuyas competencias educativas son totales? Lo que pueden. Aunque, visto lo visto en muchas de ellas, lo que pueden es más que insuficiente. 

ADEMÁS: Los mejores peores chistes breves

Pues bien, para todas ellas, Goyo Jiménez tiene la solución. Es posible que en la Comunidad de Madrid no la apliquen, por no ser recomendación de una empresa, pero a lo mejor cuenta el hecho de que sea autónomo. Independientemente, la idea del cómico no está mal tirada. Es más, a algún alumno le alegraría el curso. 

"No sé si llego a tiempo pero creo que tengo la solución: dar las clases en discotecas". 

Claro que el ocio nocturno ha sido restringido ya pero después de un verano de juerga importante, como pudo verse en Marbella con Taburete y en las terrazas de toda la península.

¿Y por qué no está mal tirada la idea? Como el propio Goyo Jiménez expone, las razones son muchas y muy ventajosas. 

"Son más espaciosas que las aulas y así les daríamos contenido. Los maestros pasarían a ser MCs (maestros de ceremonias) y darían lecciones gritando ¡ARRIBA ESE MÚLTIPLO!". 

ADEMÁS: Mascarillas caseras que no te protegen contra el coronavirus pero te harán reír

No quedan ahí las ventajas. "En lugar de salir a la pizarra, se saldría a la pista. Las prácticas de física se harían en vaso de cubata o de chupito, según las necesidades del experimento". 

¿Alguien necesita más motivos para hacerlo? Que eche un ojo a los comentarios. 

Mucho comité de expertos en Educación, mucha reunión (en realidad, tan solo una) y resulta que la respuesta, como en casi todo, estaba en Twitter.

Si es que no aprenden. Nunca mejor dicho. 

Fotos: Gtres