Golpe en la pequeña China (by Javier Negre)

Hablan quienes defienden el liberalismo económico de la importancia de emprender, ser tu propio jefe y alcanzar el éxito por uno mismo. Bueno, así también hablan muchos coaches y gurús de la nada con sifón. 

Sea como sea, a Javier Negre no se le puede negar la iniciativa. Ahora, como al Coyote, parece estar abocado a que todo le salga mal. 

Si no hace demasiado, su Fox española alcanzaba su cota máxima de esplendor con un inesperado semidesnudo, esta semana ha comenzado con el propio Javier Negre mendigando ayudas a sus espectadores para seguir con su proyecto en Youtube. 

Esa imagen, a medio camino entre lo cómico y lo indignante, del periodista rogando por subvenciones ha quedado en un segundo plano tras la historia que ha detallado Antonio Maestre en un interesante hilo. El golpe en la pequeña China de Javier Negre que podría terminar incluso en los juzgados con el periodista. 

ADEMÁS: Así era Marta López antes del lío con Alfonso Merlos

"Voy a contaros una historia de patriotas españoles, test chinos, margen de beneficio y muy poca vergüenza". Con estas pistas que da Antonio Maestre, bien podría ser cualquier político de determinada ala. No obstante, sabedor de esta realidad, el periodista matiza que el protagonista es Javier Negre. 

Un Javier Negre quien, al inicio de la pandemia y el estado de alarma, criticaba al gobierno por exportar pruebas de coronavirus desde China, teniendo empresas que lo hacen en España. Por si fuera poco, en la tienda online de Estado de Alarma, el canal de Youtube de Javier Negre, presume de que todos los productos disponibles se producen en España. 

Pues bien, es posible que esa afirmación no fuera del todo cierta, como comenta Antonio Maestre en el hilo. Resulta que los test rápidos "con un 99% de fiabilidad y producidos en España", a 250 euros la unidad, eran "importados de China, nada de España". 

Pero eso no es lo mejor, sino que el margen que se sacaba Javier Negre con cada venta, era más escandaloso que las copas en temporada alta en un chiringuito de playa. 

"La empresa vendía los test a un precio de 160 euros la caja con 10 test rápidos, mientras Javier Negre vendía el test a 250 euros". No está nada mal. 

ADEMÁS: Los secretos de Vox: ¿quién está detrás del partido?

Y a pesar de ello, tiene que grabar vídeos pidiendo dinero para su canal. 

Queda claro que emprender está bien. También queda claro que no todo el mundo está preparado para emprender. 

Fotos: Mediaset