Francisco Umbral, anatomía de un dandy: documental del escritor extinto

Releer a Francisco Umbral es (¡ay!) llorar porque su prosa deslumbrante, a veces, no logra encubrir el follaje machista, homófobo y cruel que abunda en sus textos. Perduran, no obstante, obras que todavía pueden revisitarse y disfrutarse total o parcialmente y donde refulge su talento poético: Mortal y rosa, Las giganteas, Leyenda del César Visionario, La noche que llegué al Café Gijón.

Umbralianos ha habido legión en las letras periodísticas españolas y su influencia ha sido altamente perniciosa más de una vez. No se puede escribir como Umbral, desengáñese. Ni resulta necesario. Tampoco es fácil insultar con la inventiva brutal de Francisco Umbral y los imitadores acaban garabateando procacidades sonrojantes y no es eso, no es eso.

Pero a lo que vamos.

Se estrena Francisco Umbral, anatomía de un dandy, documental de Charlie Arnaiz y Alberto Ortega en el que hablan Jabois, Sánchez Dragó, Rosa Montero, María España (su viuda) y el propio escritor en grabaciones dispersas de distintas épocas.

También sale (claro) el episodio con Mercedes Milá por el que tantas personas conocen al literato de las gruesas gafas, la media melena y la bufanda.

Hoy nadie lee a Umbral, es un escritor extinto cuyos libros están en la Cuesta de Moyano bajo las hojas caídas del otoño. Lo cual seguramente no le hubiera molestado. Dice Umbral en el documental que él no es bueno en el machadiano sentido de la palabra y hay quien corrobora que no era buena persona. Era un gran escritor de artículos. Con sus sombras, desde luego. Larguísimas sombras.

Como complemento de este documental, recomendamos Francisco Umbral: el frío de una vida, biografía escrita por Anna Caballé y cuya tesis es que el carácter del literato se basó en el miedo, un profundo miedo que venía de su infancia y del paisaje inhóspito del franquismo feroz.

El libro de Anna Caballé también ha de buscarse en la Cuesta de Moyano u otros establecimientos de viejo, al lado de los best-sellers pretéritos de Harold Robbins que tanto gustaron.

Y el documental Francisco Umbral, anatomía de un dandy se estrenó en el Festival de Cine de Valladolid y también hay que rastrear su presencia con brújula pero prestaremos atención para verlo y a ver qué nos parece.

DANIEL SERRANO

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

La clave es vibrar por encima de 25,5 hz

Ver resumen Ocultar resumen

Por mucho que diga Carlos Boyero y muy bien que esté Gary Oldman (que lo está) opinamos que Mank es una película cuyo exceso de cinefilia hace que tienda al bostezo y, sinceramente, tampoco logra transmitir la fascinación que un personaje como Herman J. Mankiewicz debiera, presuntamente, provocar.

O sea, que sí, se puede ver y mejor si se elige la sobremesa y en medio introducimos una breve cabezadita.

Oiga, pero qué dice usted, esto es una obra maestra, la dirige David Fincher, el de Seven.

Ver resumen Ocultar resumen

Dejemos a un lado las comedias imperecederas que resultan más obvias (Buster Keaton, Chaplin, Harold Lloyd) y vamos a unas cuentas piezas maestras o de culto que hicieron grande el cine antes de que escucháramos la voz de sus intérpretes.

¿Y cómo ver estas películas?

Pues rastreando en Filmin, YouTube o la sección de DVD's de su tienda preferida.

Nadie dijo que fuera fácil adentrarse en la prehistoria de la cinematografía internacional.

Vamos a ello (sin orden cronológico pero con concierto).

Páginas