El tuit de Pablo Echenique con el memorable discurso de un taxista en Espejo Público

Los taxistas son bastante rudos en su lenguaje (e incluso gestualidad) así que la batalla de la opinión pública la tienen complicada. Sin embargo, se ha producido un gran momento del taxismo ante el gesto atónito de Susanna Griso y el micrófono del periodista al que los propios taxistas han dado lo suyo en más de una ocasión.

Hablaba un portavoz de los taxistas y explicaba lo que es patriotismo y, a juicio de Pablo Echenique (dirigente de Podemos -a esta hora-), lo que es dignidad.

Y, la verdad, admitamos que esta vez la argumentación le salía bastante clara y rotunda.

Peseto Loco no lo hubiera hecho mejor.

Piden respeto y cumplir la ley, dice el taxista arengador.

Menos paraísos fiscales y más echar una mano "a quien da el callo".

Y una queja: "Es una pena lo que estáis haciendo la prensa con nosotros".

Lo cual tiene una parte de verdad importante.

No sólo en Espejo Público.

Los malvados taxistas

Resulta evidente que hacer huelga y provocar molestias en la ciudadanía provoca cierto rechazo. Pero ¿cómo hacer huelga y no provocar molestias? Así que los programas de actualidad, que suelen tender a la simplicidad, acaban colocando a los taxistas en el lado del mal y a la pobre gente que quiere ir del aeropuerto de Barajas a su casa tras una semana en Cancún en el lado de las víctimas porque pobrecitas personas.

En Todo es mentira pusieron a un taxista frente a un conductor de VTC y la masa tuitera aplaudía al conductor de VTC porque llevaba traje y corbata y el taxista iba en chaleco amarillo. 

Súmese al aspecto y (a veces) las malas maneras, el que Cabify y Uber suenan muy modernos porque vienen de "la internet" (que decían nuestras abuelas y abuelos) y los taxistas son absolutamente analógicos y algunos de ellos ni ponen el navegador.

Pero el debate sobre el taxi es complejo y merecería que las televisiones fuesen más allá del ruido y la furia. Pero, claro, hablamos de espacios televisivos donde sale Javier Negre opinando. Imagínense.

ADEMÁS: 

Ver resumen Ocultar resumen

Que el humor tiene un fondo trágico no resulta ninguna novedad. Todos los grandes de la comedia lo han sabido. Lo sabe Ignatius Farray y lo expresa en sus memorias Vive como un mendigo, baila como un rey. En ese libro menciona (claro) a Richard Pryor, cuya terrible infancia y juventud cocieron a fuego lento un talento humorístico sin precedentes. Y, sin embargo, aquel cómico afroamericano de éxito, que coleccionaba éxitos de taquilla junto a Gene Wilder en la década de los 80, fue un hombre atormentado.

Ver resumen Ocultar resumen

Cosas divertidas que discurren por Twitter bajo el torrente de puñetazos, mal rollo e insultos coloreados en que se ha convertido esta red social. Gracias a @dromuz por descubrirnos cómo sería nuestra clase política si se fundieran sus rostros.

Por ejemplo, arriba lo vemos parcialmente, Pedro Sánchez y Zapatero.

Dos presidentes unidos fisonómicamente y un resultado inquietante.

Como inquietantes son la mayor parte de los resultados.

Véase el hilo.

Ver resumen Ocultar resumen

De repente, Dolly Parton. Diva de la americana music (o, si preferimos, el country) que se ha convertido en icono inmortal de una cierta forma de entender los Estados Unidos. Porque ella es la felicidad despreocupada de las canciones, la fama y el bourbon de los mejores días, un aire caricaturesco a lo Mae West y la inteligencia certera de quien lleva un largo recorrido en la farándula. Dolly Parton tiene 74 años y sigue en la brecha.

Páginas