El tráiler en Netflix de 'Orígenes Secretos' desata la polémica más friki

El próximo 28 de agosto, cuando España haya abrazado ya la nueva normalidad, Netflix estrenará la película españolaOrígenes secretos. 

Dirigida por David Galán Galindo, autor de la novela en que está basado, cuenta la historia de un asesino en serie que imita, en su forma de matar, los orígenes de los superhéroes más famosos.

Hasta ahí todo bien. 

O normal. Una serie de intriga y todo eso.

Luego echas un ojo al reparto y alucinas: Javier Rey, Verónica Echegui, Carlos Areces, Brays Efe, Antonio Resines, Leonardo Sbaraglia... 

Y entonces, ¿qué ha pasado? Pues ha pasado que el tráiler no ha caído bien en Twitter. Pero claro, ¿cuándo ha caído algo bien en Twitter? 

ADEMÁS: Actores que rechazaron protagonizar exitosas películas

Lo cierto es que el tráiler presenta al personaje de Javier Rey entrando en una tienda de cómics, en plena investigación de los asesinatos. Allí se encontrará, entre otros, con Brays Efe, dueño de la tienda, a quien no dudará en menospreciar, junto a los presentes, al llamarles "fracasados". 

Y ahí es cuando surge la polémica tuitera. El personaje de Brays Efe le replica, señalando las profesiones de todos sus clientes. Desde un dentista a un farmacéutico, pasando por un registrador de la propiedad o un empresario de éxito. 

ADEMÁS: Fotos perfectas: cuando todo encaja

¿Y qué tiene eso de polémico? Pues, según algunos ofendidos, el tráiler convierte a los 'frikis' en 'abusones'. También hay quien tilda a los fans de los cómics de elitistas y prepotentes. Obviamente, también están quienes reivindican que tras muchos años de abusos, ahora es el turno de que los frikis tomen el control 

Pues, ni lo uno ni lo otro, ¿no? A lo mejor en el centro está la virtud. Pero claro, desde el día que se inventó Twitter, se acabó el consenso en su Timeline. Habrá que ver Orígenes Secretos y ver si ha conseguido equilibrar esa complicada balanza. 

Fotos y vídeo: Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

Sorpresa generalizada porque podría hacerlo con los demócratas

Ver resumen Ocultar resumen

Siempre se ha dicho que Francisco Franco era un cinéfilo de pro. Tal vez sea exagerar aplicarle ese calificativo. Para entendernos: si viviese hoy, no te lo encontrarías yendo a ver la última de Sofia Coppola en V.O. Eso sí, tal vez te cruzases con el Caudillo en algún multicine para ver cualquier blockbuster del montón.

Pero sí, vaya, a Franco le gustaba el cine (y bastante).

Le proyectaban todas las semanas un par de películas en El Pardo y lo que más le estimulaba era el western

Páginas