El parecido ¿razonable? entre Pepe Viyuela y Penélope Cruz

Repasando las tonterías que nos han hecho gracia esta semana en Twitter volvemos a reir con @wisnton_lobo y su comparación entre Penélope Cruz y Pepe Viyuela. No es la primera vez que alguien apunta en esa dirección. Pero @wisnton_lobo ha desarrollado esta idea.

¿Inquietante?

Bueno, un modo como cualquier otro de sonreir y olvidarse (sólo por un momento) de tantas cuestiones complicadas con las que tenemos que lidiar en estos tiempos.

Veamos.

 

El último tuit es una aportación externa pero nos vale igual.

Bueno, pues eso, que Penélope Cruz y Pepe Viyuela tienen un aire parecido.

Una intrascendencia para pasar el rato.

Como el otro día, que alguien comparó a Juan Magán con Orson Welles en Ciudadano Kane. Un símil muy de gente que ve películas antiguas. Poco millennial y no digamos ya para quienes vienen después de los millennial.

Y luego están esos parecidos que la gente saca a famosos de hoy con personajes históricos o artistas antiguos. El que más nos gusta es el une a Sergio Ramos con un joven Stalin. La verdad es que se asemejan. Físicamente. En lo ideológico, no. 

Y a Penélope Cruz hay que verla (estupenda) en La red avispa y a Pepe Viyuela, si se puede, no está de más seguirle la pista en sus representaciones de Esperando a Godot, clásico del teatro del absurdo que ahora mismo parece neorrealismo italiano con el momento que estamos viviendo.

Nada más.

Y nada menos.

Que pasen un feliz día.

ADEMÁS: El parecido musical que le sacaron a Pablo Casado cuando se dejó barba

Fotos: Gtres

 

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Ir al kiosco a mancharse las manos de tinta con la prensa diaria es un ejercicio de militancia pleistocénica, no apto para millennials ni posteriores juventudes que bastante tienen con lo que tienen (ya lo ha dicho Macron: "Es difícil tener 20 años en 2020"). Y ya no digamos eso de comprar revistas, a no ser que hablemos de las del corazón o el Vogue, que siguen teniendo su público multidisciplinar y de varias generaciones. 

Así que concluyamos que mantener en papel una publicación dedicada al rock&roll es una heroicidad que hay que aplaudir.

Ver resumen Ocultar resumen

Iker Jiménez hace tiempo que cogió la linde del coronavirus como tema central de Cuarto Milenio y está dispuesto a ir con todo hasta el final. 

En esta ocasión, el presentador del programa de Cuatro ha querido analizar la realidad de China o, más bien, su versión de la realidad de China, situando allí el origen de la pandemia.

Y para hacerlo, Iker Jiménez ha optado por llamar a un colaborador conocido y reconocible por su discurso neoliberal, conservador y, sobre todo, por su viralísimo vídeo de las mentiras. 

Páginas