El meme con el que Pablo Iglesias se ha autoparodiado

Cada juicio al que se enfrenta alguien de Vox, cada escándalo que se filtra del rey emérito, incluso cada imputado del Partido Popular es respondido por la derecha mediática con una campaña de descrédito en redes sociales a Pablo Iglesias

¿Resultado? El Vicepresidente Segundo del Gobierno es tendencia a diario. 

Además, siempre con los tips habituales: Galapagar, Venezuela, Dina... Eso sí, uno de los comodines más recurrentes, el de llamarle El Coletas de forma despectiva, parece haber llegado a su fin. 

Básicamente, porque Pablo Iglesias, desde su vuelta de verano, ha optado por un moño mucho más cómodo y funcional, dejando atrás su reconocible coleta. 

ADEMÁS: Acertijos difíciles para personas inteligentes

¿Qué ha hecho la derecha tuitera? Crear el hashtag #ElDelMoño para criticarle. Sí, no se lo han currado mucho pero conocen bien a su clientela. 

Ante tal afrenta, El Del Moño se lo podría haber tomado a la tremenda y haber montado un escándalo, como si le hubieran pegado un mensaje con folios y celo en la sede de su partido. 

Todo lo contrario, Pablo Iglesias ha mostrado que sigue teniendo cintura, sentido del humor y mucha paciencia, y en vez de entrar al trapo, ha templado el asunto y ha compartido un meme absolutamente delirante. 

ADEMÁS: El tremendo cambio de Malú

Se trata de la famosa escena de Los Simspson en la ONU, salvo que el representante ruso es el propio Pablo Iglesias dando la vuelta al cartel que, en este caso, pone España, para cambiarlo por Venezuela, mientras ríe a mandíbula batiente. 

Viralizadísimo desde el primer minuto, lo que queda claro es que Españita no soporta a Pablo Iglesias. Lo que también queda claro es que sus votantes gustan de estas salidas de tono que el vicepresidente del Gobierno se permite de vez en cuando. 

Fotos: Pablo Iglesias

Ver resumen Ocultar resumen

Simpático montaje en el que aparecen casi todos los implicados

Ver resumen Ocultar resumen

"¿Y qué más da? Si son cosas de la edad", cantaba Modestia Aparte en 1990. 

Más de tres décadas después, sigue quedando claro que las cosas de la edad duelen en lo más profundo del alma. 

Le pregunten a David Broncano, habituado a que nadie le eche los 35 años que tiene, hasta que una niña de 15 años le ha puesto en su sitio. 

Ver resumen Ocultar resumen

Uno de los youtubers que más tiempo lleva en Andorra

Páginas