El (inadmisible) comentario racista a Michelle Obama que ha costado dos puestos de trabajo

Estaba claro que la victoria de Donald Trump en las Elecciones de Estados Unidos, iba a traer una oleada de consecuencias. Entre ellas, que algunos de sus seguidores y votantes se vinieran arriba, con comentarios fuera de tono. Y así ha sido. 

Los simpatizantes republicanos están exultantes y, en algunos casos, no miden bien sus eufóricas y desacertadas reacciones. Es el caso de Pamela Ramsey Taylor, una vecina del condado de Clay (Virginia Occidental), quien tuvo la 'feliz' idea de poner en Facebook: "Será refrescante tener una elegante, bella y digna Primera Dama en la Casa Blanca. Ya estoy harta de ver un simio en tacones". Tal cual. 

michelle-obama-dejara-de-ser-primera-dama-en-enero

Lo peor del asunto es que, entre los comentarios, hubo uno que destacó, al afirmar que "esto acaba de alegrarme el día, Pam". Un comentario que, a priori, no parece más grave que el vertido por Pamela Ramsey Taylor. Pero claro, la cosa se complica cuando comprobamos que el comentario lo hizo Beverly Whaling... ¡alcaldesa del municipio! 

ADEMÁS: Emmy rossum (Shameless) amenazada en Twitter por neonazis tras apoyar a Clinton

Se trata de un pequeño pueblo, de en torno a 500 personas, donde no hay vecinos afroamericanos, según el censo. 

Obviamente, las reacciones no se hicieron esperar y la publicación se viralizó en cuestiónd e minutos. Decenas de miles de personas censuraron el comportamiento de ambas autoras, por lo que la dueña del perfil optó por borrar la publicación. Angelico. Cuando lo hizo, millones de capturas ya pululaban por la red, pidiendo su cabeza. 


Una petición que, de hecho, ya ha sido tenida en cuenta. Pamela Ramsey Taylor, funcionaria, ha sido apartada de su trabajo y todo el mundo estaba pendiente de Beverly Whaling, cuyo futuro político es más oscuro que el de Hillary Clinton. 

ADEMÁS: 12 presidentes USA de ficción que lo harían mejor que Trump y Clinton

Lo primero que hizo la edil fue ofrecer una disculpa en The Washington Post. "Mi comentario no tenía la intención de ser racista. Me refería que me había alegrado el día por el cambio que habrá en la Casa Blanca. Me disculpo sinceramente por el mal sentimiento que haya causado. Aquellos que me conocen saben que de ninguna forma soy racista".

 el-perfil-de-fb-de-la-alcaldesa-se-ha-llenado-de-comentarios-contra-su-actitud-y-ella-misma

Pues bien, ni con ésas. La presión ha hecho que la alcaldesa presente su renuncia, aceptada por el Concejo del Condado de Clay, quien está pendiente de designar sucesor para el resto de mandato. Por cierto, tres años le quedaban aún. 

Ya lo hemos dicho hace tiempo, las redes sociales las carga el diablo y con Trump en el poder, más todavía. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Problemas del primer (y privilegiado) mundo

Ver resumen Ocultar resumen

¿Hay que hacer caso de su teoría? Qué va, qué va, qué va... 

Ver resumen Ocultar resumen

En esta semana en la que España camina irremediable hacia otro confinamiento, el rey emérito muestra su solidaridad con algunas amistades y algunos políticos se dedican a sembrar el odio entre ciudadanos, en vez de hacer política, no está de más sacar una sonrisa de donde se pueda

Páginas