El hater que ha tardado 6 años en contestar a Ana Morgade

Ana Morgade anunciaba este jueves su marcha de 'Zapeando' tras más de 1.400 programas. 

Lo que para muchos era un drama y la ocasión para desearle lo mejor a la cómica y presentadora, para una persona en concreto supuso un recordatorio. Un recordatorio de que tenía que contestar a un tuit de Ana Morgade, tras un breve intercambio de respuestas. 

¿Y por qué un recordatorio? Porque la conversación estaba pendiente... ¡desde julio de 2013! Ha sido la propia Ana Morgade, alucinando pepinillos, la que ha compartido esta joya intemporal. 

Lo primero que llama la atención a la cómica es que tras 6 años preparando la respuesta, sea para "decirme que la gandula soy yo". 

ADEMÁS: Terremoto en 'Zapeando': el adiós de una histórica y un fichaje 'campeón'

Ante tal reto, Ana Morgade pide consejo. El motivo es que responder a alguien que lleva 6 años maquinando un plan, puede ser contraproducente, pues tendrá todas las respuestas preparadas para darle a la presentadora el zasca de su vida. O quizás no. Sea como sea, "ahora a mí me puede la puta presión", aseguraba

Tras un brainstorming tuitero, que es más peligroso que una reunión de vecinos, Ana Morgade decide darle like a la publicación de 2013 pero algo ocurre en el proceso de búsqueda del tuit. 

Con el like dado, Ana Morgade busca resarcir el daño hecho con su chiste sobre pegamento y famosos. Un gesto que le honra, pero el chiste no es tan malo. Aún así, lo hace. 

Pero claro, cuando alguien se toma seis años para darte la mejor respuesta posible, lo mínimo es un esfuerzo por contentarle. Y Ana Morgade es de corazón XL

Y así, entre presión y comentarios, aparece el chiste definitivo de famosos y pegamento: Sherlocktite. EL CHISTE. Y este hater parsimonioso se lo va a llevar dedicado. Los hay con suerte. 

¿Y ahora qué? Fácil: a esperar otros seis años. Fuck Richard Linklater, esto es arte y no lo de 'Boyhood'.

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando un grupo pop se convierte en bandera de cierta clase social o segmento ideológico no hay manera ya de hacer un juicio serio sobre sus canciones. Sucede con Bertín Osborne (¿recuerda alguien cuando Amor mediterráneo sonaba en Los40) y con el Miguel Bosé de la plandemia y, claro, con Taburete.

Ver resumen Ocultar resumen

Que el humor tiene un fondo trágico no resulta ninguna novedad. Todos los grandes de la comedia lo han sabido. Lo sabe Ignatius Farray y lo expresa en sus memorias Vive como un mendigo, baila como un rey. En ese libro menciona (claro) a Richard Pryor, cuya terrible infancia y juventud cocieron a fuego lento un talento humorístico sin precedentes. Y, sin embargo, aquel cómico afroamericano de éxito, que coleccionaba éxitos de taquilla junto a Gene Wilder en la década de los 80, fue un hombre atormentado.

Páginas