El fabuloso mensaje de Mel Brooks y su hijo sobre el coronavirus

Para poner en antecedentes a quienes no conozcan a Mel Brooks, se trata de uno de los más grandes cineastas del siglo XX

Creador de películas como 'La loca historia de las galaxias' (1987), 'Los productores' (1967) o, sobre todo, 'El jovencito Frankenstein' (1974), es considerado uno de los genios del humor más grandes de la historia de Hollywood. 

Pues bien, a sus 93 años, Mel Brooks sigue dando lecciones al mundo. Eso sí, esta vez no son cinematográficas, sino vitales en época de pandemia. 

Junto a su hijo Max Brooks, han protagonizado uno de los vídeos virales del año, nunca mejor dicho. En el mismo aparece Max Brooks, de 47 años, explicando para dummies por qué se debe quedar la gente en casa y la importancia de no colaborar en la expansión del virus por todo el mundo. 

ADEMÁS: Sigue la evolución mundial del coronavirus en tiempo real

La secuencia no tiene desperdicio. Sencilla, directa y, además, consigue sacar una sonrisa a todo el que lo ve. Y todo en menos de un minuto. 

"Hola, soy Max Brooks, tengo 47 años. Este es mi padre, Mel Brooks. Tiene 93 años. Si yo cojo el coronavirus, seguramente esté bien, pero si se lo pego a él, podría pegárselo a Carl Reiner, podría pegárselo a Dick Van Dyke y, sin darme cuenta, podría cargarme a toda una generación de leyendas de la comedia". El mensaje no puede ser más potente y real. 

Todo con Mel y Max Brooks separados por un cristal. Y ahí es cuando entra el lado didáctico del vídeo y el que más de 10 millones de personas ya han visto. 

"En lo que respecta al coronavirus, tengo que pensar a quién puedo infectar y tú deberías hacer lo mismo. Deja una distancia social, evita multitudes, mantén un metro de distancia y, si tienes la opción de quedarte en casa, simplemente quédate en casa. Pon de tu parte, no seas un esparcidor". 

ADEMÁS: Las fotos de Madrid convertira en ciudad fantasmas por el coronavirus

Ahí es cuando padre e hijo se despiden, el vídeo acaba y el mundo entero se pone en pie a aplaudir a rabiar a los Brooks. Bien jugado. Leyendas. 

Fotos y vídeo: Gtres y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Más de un actor ha llegado a conseguir mejores premios como directores que como actores.

Ver resumen Ocultar resumen

Decir que el cine ha cambiado, desde que diera sus primeros pasos a finales del siglo XIX, es quedarse muy corto.

A lo largo de 125 años, Hollywood se ha convertido en el teatro de los sueños planetario, el lugar donde millones de personas proyectan sus anhelos y esperanzas o, sencillamente, donde se evaden de su día a día, para disfrutar de todo tipo de fábulas audiovisuales. 

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos hablando de una película perturbadora que se estrenó allá por 1958 en la España franquista como filme policíaco aunque contenía mucho más. Dirigía Ladislao Vajda, huído de la Hungría comunista y acogido en nuestro país para rodar obras maestras como Marcelino Pan y Vino, Mi tío Jacinto o Un ángel pasó por Brooklyn. Ladislao Vajda lograba siempre (o casi siempre) introducir en los márgenes de sus obras un factor inquietante, que escapaba a la propaganda o censura impuestas por el franquismo.

Páginas