Martin Scorsese recuerda el día que casi muere por culpa de las drogas

Ahora, 38 años después de aquel suceso, lo cuenta el director de cine en una sincera entrevista que ha concedido a The Hollywood Reporter.

Martin Scorsese recuerda este difícil episodio de su vida en el que estuvo a punto de morir por culpa del uso indebido de ciertas sustancias. “Ocurrió una serie de cosas. Hice un uso indebido de varios medicamentos, y mi cuerpo reaccionó de forma extraña. Pesaba menos de 49 kilos. No sólo fue por las drogas, el asma también tuvo que ver. Estuve 10 días con sus 10 noches en el hospital. Los doctores me cuidaron y me di cuenta de que no quería morir”, confiesa.

martin-scorsese-de-joven

ADEMÁS: Amazon adaptará para televisión ‘Infiltrados' de Martin Scorsese

Martin Scorsese tenía entonces 35 años y acaba de terminar el rodaje de la película New York, New York, protagonizada en 1977 por Liza Minnelli y Robert de Niro, cuando, un día, en el fin de semana del Labor Day (día del trabajo), se despertó en un hospital al borde de la muerte

Era un momento de agitación en distintos planos de su vida y confiesa que se vio “abrazando un lado peligroso de la existencia”. Pero consiguió salvarse y Scorsese se agarró con fuerza a su fe católica para conseguir salir a flote. 

“Recé, pero si lo hice fue para salir adelante esos 10 días y 10 noches. Sentía que, si me había salvado, era por alguna razón”, explica en esta entrevista. 

ADEMÁS: Trailer de Vinyl, la serie de Martin Scorsese y Mick Jagger para HBO

Una misma fe que también vemos reflejada en su último trabajo, Silence (que huele a Oscar en varias categorías), donde Adam Driver, Andrew Garfield y Liam Neeson interpretan a jesuitas portugueses enfrentados a las dificultades de tratar de expandir las creencias cristianas en el Japón del siglo XVII. 

silence-es-su-ultimo-trabajo

Se trata de la adaptación de la novela homónima del autor nipón Shusaku Endo, sobre la que el director neoyorquino lleva más de dos décadas trabajando. “Me ha tomado 20 años llegar a este punto. No entendía cómo traducir la obra en imágenes y, sobre todo, cómo estructurarla. Me llevó muchos años de releer la novela, tomar notas, hacer varias películas más entre medias… y así el proyecto se fue refinando solo”, decía hace unos días en la presentación del filme en Nueva York. 

Tres años después de El lobo de Wall Street, Martin Scorsese está de vuelta en el cine con un proyecto en el que ha volcado mucha de su esencia. 

ADEMÁS: 5 películas muy raras para los Oscar 2016

Fotos: Facebook, Instagram y Silence

Ver resumen Ocultar resumen

Sorpresa generalizada porque podría hacerlo con los demócratas

Ver resumen Ocultar resumen

Siempre se ha dicho que Francisco Franco era un cinéfilo de pro. Tal vez sea exagerar aplicarle ese calificativo. Para entendernos: si viviese hoy, no te lo encontrarías yendo a ver la última de Sofia Coppola en V.O. Eso sí, tal vez te cruzases con el Caudillo en algún multicine para ver cualquier blockbuster del montón.

Pero sí, vaya, a Franco le gustaba el cine (y bastante).

Le proyectaban todas las semanas un par de películas en El Pardo y lo que más le estimulaba era el western

Páginas