El día que Ignatius agarró del cuello a Monedero

La séptima temporada de La Vida Moderna, el programa de la SER, no ha cumplido aún un mes en antena y ya ha dejado una confesión inédita de Ignatius Farray que, en esta ocasión, implica a Juan Carlos Monedero

Eso sí, para que este asunto haya salido a la luz, el propio Monedero debía estar presente y así ha sido, aunque por teléfono. 

Todo comienza con la nueva sección improvisada del programa que David Broncano y compañía han tenido a bien bautizar como Llamadas al azar. Y es básicamente eso, desde control llaman a alguien al azar y Broncano, Quequé e Ignatius hablan con él o ella, sin saber quién es de entrada. 

ADEMÁS: Así han cambiado estos presentadores

Por un motivo o por otro, el primer invitado en entrar en esta sección ha sido Juan Carlos Monedero quien, en siete temporadas, era la primera vez que estaba en La Resistencia. 

Tras una pequeña charla entre Monedero y el trío de Moderdonia, David Broncano ha recordado una anécdota entre Ignatius y Monedero que, por incómoda y preocupante, había borrado de su memoria. 

Ocurrió en una entrevista en No te metas en política donde, tal y como contaba el presentador, "cogiste del cuello a Monedero y durante varios minutos". A lo que Ignatius ha añadido que "con una mano cogido por el cuello y con la otra mano explicando lo que era la izquierda". 

ADEMÁS: Lo que se esconde detrás de Pablo Motos

Juan Carlos Monedero ha corroborado la historiaa, reconociendo que "Ignatius impone". Y cómo sería el asunto para que Ignatius se disculpe, reconociendo que las imágenes le resultaron duras de ver. 

David Broncano tenía otro recuerdo del asunto. "Hay que decir que fuiste a por lana y salistre trasquilado. Ignatius contó un par de chistes de Podemos, tú saliste flamenco del público y lo siguiente fue que te estaba pisando el cuello. Fue fantástico". 

Obviamente, el objetivo de esta séptima temporada ha pasado a ser que Ignatius y Monedero vuelvan a juntarse para arreglar sus viejas cuitas. Tienen todo un curso por delante, al menos hasta que cierren Madrid, que va a ser más pronto que tarde. 

Fotos y vídeo: Cadena SER

Ver resumen Ocultar resumen

El humor de Malacara es ya un clásico de Twitter al que hay que acudir para desintoxicarse del mal rollo que suele cundir en la red social del pajarito. O sea, Malacara no renuncia a la crítica social y el debate político pero siempre desde la risa y sin la acritud cercana al insulto de tanta opinión tuitera.

De hecho, Malacara ha resumido a la perfección la obsesión de ciertos informativos por Unidas Podemos en general y Pablo Iglesias en particular.

Aplausos, Neurona, niñera y otros elementos reales o imaginarios suelen formar parte de las escaletas.

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de opinar continuamente sobre todas las cuestiones habidas y por haber es algo muy de estos tiempos y no digamos en Twitter. También es algo muy español. De hecho, hay una cita que lo mismo se atribuye a Azaña que a Machado y dice: "Si los españoles hablásemos sólo de lo que sabemos, se produciría un inmenso silencio que podríamos aprovechar para el estudio". Esa nos gusta. Y también otra de Azaña: "En España, si quieres guardar un secreto, lo mejor es escribirlo en un libro".

Pero a lo que vamos.

Ver resumen Ocultar resumen

Anunció Julia Otero un cáncer que la retirará temporalmente de las ondas y se ha desatado el cariño de colegas y gente de a pie, oyentes y no oyentes. A Julia Otero se la quiere. Gemma Nierga ha hecho una confesión. Referida a la condicion de icono que Julia Otero posee.

Porque Julia Otero fue modernidad en estado puro.

Y lo sigue siendo (ojo).

Pero atención a lo dicho por Gemma Nierga.

Páginas