Díaz Ayuso, en portada de 'Vanity Fair'

Isabel Díaz Ayuso protagoniza la portada del último número de Vanity Fair. 

Lo hace orgullosa, elegante, con un precioso vestido rojo de Alexander McQueen y concediendo una entrevista en la que toca todo lo que se le pregunta. 

¿Algún problema? Ninguno. 

ADEMÁS: Mira cómo ha cambiado Marta Sánchez

Bueno, sólo uno. Que eso mismo hizo Irene Montero a finales de septiembre de 2020 y los palos que le han dado llegan hasta hace dos días. Literalmente. 

Y claro, si los palos llegaron de la derecha mediática que, a día de hoy, domina Díaz Ayuso en Madrid, llama la atención que la presidenta de la Comunidad se haga este reportaje, apenas cuatro meses después que la ministra de Igualdad, y encima en la misma revista. 

¿Recochineo? Que nadie lo dude. 

Esta portada no es más que la prueba irrefutable de que la política del PP madrileño se basa en hacer lo que les dé la gana. Saben que su electorado no les va a fallar y que con salir a contar cualquier historia paralela, les perdonarán todos los deslices que están teniendo. Incluso cuando estos deslices provocan muertes. 

ADEMÁS: La transformación de Terelu Campos

De hecho, no hay más que echar un ojo en redes sociales para ver que las críticas a Isabel Díaz Ayuso por su portada, en plena tecera ola de coronavirus, han sido más bien tibias

Lo peor de todo es que tanto la portada de Irene Montero, como la de Isabel Díaz Ayuso son preciosas pero hay quien ni siquiera las ha visto y se ha limitado a criticar a la primera, y callar con la segunda. Así andamos. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

La Comunidad de Madrid, gobernada por PP y Ciudadanos al alimón (con el apoyo de Vox), ha hecho pública la lista de premios 8M que galardonan a quienes luchan por la igualdad entre hombres y mujeres. Y entre las premiadas están desde las Hijas de la Caridad de San Vicente Paul hasta Coral Bistuer pasando por la abogada Cruz Sánchez de Lara o la futbolista Jennifer Hermoso.

La televisión tiene un hueco en estos premios.

Ver resumen Ocultar resumen

El humor de Malacara es ya un clásico de Twitter al que hay que acudir para desintoxicarse del mal rollo que suele cundir en la red social del pajarito. O sea, Malacara no renuncia a la crítica social y el debate político pero siempre desde la risa y sin la acritud cercana al insulto de tanta opinión tuitera.

De hecho, Malacara ha resumido a la perfección la obsesión de ciertos informativos por Unidas Podemos en general y Pablo Iglesias en particular.

Aplausos, Neurona, niñera y otros elementos reales o imaginarios suelen formar parte de las escaletas.

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de opinar continuamente sobre todas las cuestiones habidas y por haber es algo muy de estos tiempos y no digamos en Twitter. También es algo muy español. De hecho, hay una cita que lo mismo se atribuye a Azaña que a Machado y dice: "Si los españoles hablásemos sólo de lo que sabemos, se produciría un inmenso silencio que podríamos aprovechar para el estudio". Esa nos gusta. Y también otra de Azaña: "En España, si quieres guardar un secreto, lo mejor es escribirlo en un libro".

Pero a lo que vamos.

Páginas