Cuatro estrellas de Hollywood a los 43 años y a cada cual más diferente

A veces hallamos en Twitter comparaciones interesantes aunque la frase hecha las califique de odiosas. Lo de las edades da para comparar y, a veces, con muy mala uva. Siempre pretendemos una eterna juventud que tampoco tiene porque ser obligatoria. Envejecer no es delito, caramba.

Bueno.

Sea como fuere, el caso es que hallamos en la red social del pajarito azul un tuit llamativo y aquí lo compartimos porque nos ha gustado.

Vean cuatro estrellas de Hollywood a los 43 y lo divergente del aspecto de cada uno de ellos.

Se trata de Cary Grant, Tom Cruise, Gene Hackman y Jon Voight.

Claro que... ¿en serio tiene ahí Cary Grant 43 años? Un tuitero que pasaba ha dicho que no y en seguida se ha producido la corrección.

Bueno, pues ya estaría el cuarteto de modo correcto.

En el caso de Tom Cruise (que en la foto del tuit inicial protagoniza La guerra de los mundos) siempre ha tenido un toque adolescente y él hace por conservarlo a toda costa. En el caso de Gene Hackman siempre fue un señor mayor, hasta cuando era joven. Jon Voight resultó siempre un actor con aspecto aniñado pero rarete. Y Cary Gran es el gran Cary Grant, que ejerció de galán hasta la casi ancianidad y daba igual porque en aquellos días de Hollywoodl ultraheteropatriarcal los hombres podían ser galanes hasta nonagenarios.

Si les colocamos en orden de talento interpretativo sería difícil. Son cuatro intérpretes con un carisma desbordante. Sí, también Tom Cruise (cuando no hace el imbécil).

Claro que

Gracias Jaume Ripoll Vaquer (uno de los creadores de Filmin) por este entretenimiento.

Las edades de Hollywood.

Y otras edades.

Por cierto, hablando de Filmin, amainó ya la tormenta por la incorporación de la saga Torrente a la plataforma. No pasa nada, quien no quiera que no la vea.

Y si jugamos a comparar edades, aquí tienes una galería con celebrities de Holywood (¿quién tiene más años?).

De nada.

ADEMÁS: ¿Quiere Tom Cruise ser presidente o fue una broma?

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Más de un actor ha llegado a conseguir mejores premios como directores que como actores.

Ver resumen Ocultar resumen

Decir que el cine ha cambiado, desde que diera sus primeros pasos a finales del siglo XIX, es quedarse muy corto.

A lo largo de 125 años, Hollywood se ha convertido en el teatro de los sueños planetario, el lugar donde millones de personas proyectan sus anhelos y esperanzas o, sencillamente, donde se evaden de su día a día, para disfrutar de todo tipo de fábulas audiovisuales. 

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos hablando de una película perturbadora que se estrenó allá por 1958 en la España franquista como filme policíaco aunque contenía mucho más. Dirigía Ladislao Vajda, huído de la Hungría comunista y acogido en nuestro país para rodar obras maestras como Marcelino Pan y Vino, Mi tío Jacinto o Un ángel pasó por Brooklyn. Ladislao Vajda lograba siempre (o casi siempre) introducir en los márgenes de sus obras un factor inquietante, que escapaba a la propaganda o censura impuestas por el franquismo.

Páginas