Cuando Wyoming inventó el late night en España

Mucho antes que Pepe Navarro y Xavier Sardà fue el Gran Wyoming en Telemadrid. He ahí la invención del late night show en España. El programa se llamaba La noche se mueve y fue estrenado en septiembre de 1992. Era el Gran Wyoming todavía una ave nocturna proveniente de la farándula madrileña que se acostaba tarde y alternaba en sótanos donde lo mismo iba uno a ver a Kaka de Luxe que a Javier Krahe, Joaquín Sabina y Alberto Pérez con su espectáculo de La Mandrágora que a presenciar las actuaciones de Paracelso, el grupo de Wyoming junto al Maestro Reverendo.

El caso es que la Movida y sus cuchufletas se había terminado y empezaban aquellos maravillosos 90 en los que el PSOE trajo a España la modernidad a ultranza, prosperidad a chorros, una Olimpiada y una Expo. Y las televisiones autonómicas.

Telemadrid fue, en su momento, la televisión más moderna a este lado del Mississipi. Los reporteros eran jóvenes y firmaban con el micro en la mano ("para Telemadrid, Paquito Pérez") y en la primera guerra de Irak hicieron la primera transmisión informativa continua que se recuerda en España, con Hilario Pino en mangas de camisa y todo.

Y estrenaron La noche se mueve, una perfecta imitación de los late night shows que se emitían en la televisión estadounidense con el toque Wyoming.

wyoming-en-la-noche-se-mueve

A día de hoy (todavía) funciona casi todo si se hace una revisión:  cabecera, ritmo, orquesta dirigida por el Maestro Reverendo, plató...

Pincha en la imagen de abajo si quieres comprobar lo estupendo que era aquel programa.

la-noche-se-mueve

Sí, nos fascinó La noche se mueve a los vejestorios que pudimos verlo. Y era novedoso. Y tenía la dosis de inteligencia que luego se extirpó a los sucesivos late nights que pusieron en marcha tanto Pepe Navarro como Xavier Sardá, que explotaron la maldad humana como elemento fundamental para el divertimento.

Qué tiempos en los que no hacía falta el humor sostenido en la circense crueldad antediluviana consistente en reirse del débil, del monstruo de circo. Freaks (de Tod Browning) como si la hubiera dirigido Mariano Ozores.

En fin, que recordamos a Wyoming cantando Tramperos de Connecticut con la colaboración del público.

Y echamos de menos al Maestro Reverendo. 

Que en paz descanse.

ADEMÁS: ¿Qué fue de los colaboradores de Crónicas Marcianas?

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Se le acumulan las críticas a la periodista

Ver resumen Ocultar resumen

Ha publicado Jaime Martín una autobiografía devastadora que tiene también mucho de lamento generacional. No todo el mundo ha podido volverse hipster en estos años de prosperidad y alegría hasta que llegó la crisis. Los hay, como Jaime Martín y sus amigas y amigos, que conservan el pelo largo y las hechuras de heavy metal, como cuando eran los reyes y reinas del barrio. 

Páginas