Cuando te llaman de TV para hablar de Cataluña y dices: "Nunca he estado en Cataluña"

Ismael Guerrero, portavoz de la Asociación Jucil (Justicia para la Guardia Civil), ha pasado por 'Espejo Público' para hablar de Cataluña. 

En concreto, para denunciar el presunto desamparo institucional que viven sus compañeros en Cataluña, para los que iba a pedir una mayor protección 

Pero todo quedó en un segundo plano, por culpa del doble patinazo que tuvieron primero Susanna Griso y, más tarde, Gonzalo Bans

Básicamente, el bueno de Ismael Guerrero iba a 'Espejo Público' a hablar de Cataluña, sin haber estado destinado nunca en Cataluña. 

ADEMÁS: Vuelta a los 90: Ahora puedes jugar a las 'Tres en Raya' en 'Espejo Público'

Los argumentos que el portavoz de la asociación llevaba al programa contra la situación, eran todos a través de declaraciones de sus compañeros, pero quiso dejar claro que él nunca había estado destinado en Cataluña, donde le ubicó Susanna Griso en un primer momento. 

Tras corregir a la presentadora, Ismael Serrano fue corregido por Gonzalo Bans, quien aseguró que el guardia civil había estado 11 años destinado en Cataluña. Y tampoco. De nuevo el guardia civil, con talante serio, dejó claro que él nunca había estado destinado en la región, sino que había recogido las quejas de sus compañeros. 

Alguien en producción estaba temblando en ese momento. 

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

La polarización nos conduce a lugares donde es imposible cualquier discusión sosegada. "¡Fascista!". "No, fascista tú, y además cabrón!". Ese es el nivel. Y en Twitter el mal tono se eleva a la enésima potencia. Sin embargo, de vez en cuando hay reflexiones que merece la pena leer. Es lo que ha sucedido con Marwan, que en un larguísimo hilo (no exento de autoironía en un humorístico giro final) ha explicado las contradicciones que conlleva defender la libertad de expresión, el derecho a manifestarse y otros asuntos.

Por ejemplo, el de la violencia policial.

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid con un adoquín en la mano ha dado lugar a memes y comentarios de toda clase y condición. Naturalmente, se ha señalado el copyright de tan ostentoso gesto político: el gran Albert Rivera, que antes de llevar a su partido a la ruinita salió con un pedrusco en la mano para agitar las aguas de un debate entre candidatos que le miraron entre la perplejidad y el cachondeo.

Ver resumen Ocultar resumen

Y no sólo a Toni Cantó. La derecha patria estaba en Twitter exultante porque en el programa más visto de Antena 3, un espacio infantil en el que primero se opina de políitca y luego hay experimentos del QUIMICEFA, Carlos Alsina disparó crítica tras crítica contra Pablo Iglesias. 

Pero a lo que vamos.

Fue a divertirse a El Hormiguero el mismísimo Carlos Alsina.

Y Pablo Motos, como quien no quiere la cosa, le dio carrete para que pusiese a caldo a Podemos.

Lo previsible. Toni Cantó disfrutó como un niño con la velada.

Páginas