Cuando te llaman de TV para hablar de Cataluña y dices: "Nunca he estado en Cataluña"

Ismael Guerrero, portavoz de la Asociación Jucil (Justicia para la Guardia Civil), ha pasado por 'Espejo Público' para hablar de Cataluña. 

En concreto, para denunciar el presunto desamparo institucional que viven sus compañeros en Cataluña, para los que iba a pedir una mayor protección 

Pero todo quedó en un segundo plano, por culpa del doble patinazo que tuvieron primero Susanna Griso y, más tarde, Gonzalo Bans

Básicamente, el bueno de Ismael Guerrero iba a 'Espejo Público' a hablar de Cataluña, sin haber estado destinado nunca en Cataluña. 

ADEMÁS: Vuelta a los 90: Ahora puedes jugar a las 'Tres en Raya' en 'Espejo Público'

Los argumentos que el portavoz de la asociación llevaba al programa contra la situación, eran todos a través de declaraciones de sus compañeros, pero quiso dejar claro que él nunca había estado destinado en Cataluña, donde le ubicó Susanna Griso en un primer momento. 

Tras corregir a la presentadora, Ismael Serrano fue corregido por Gonzalo Bans, quien aseguró que el guardia civil había estado 11 años destinado en Cataluña. Y tampoco. De nuevo el guardia civil, con talante serio, dejó claro que él nunca había estado destinado en la región, sino que había recogido las quejas de sus compañeros. 

Alguien en producción estaba temblando en ese momento. 

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

La verdad es que el tuit es bastante tontorrón y contiene ese punto sensacionalista que tanto gusta a la gente de El Chiringuito, que de todo hacen una polémica como para hiperventilar y acabar en urgencias. Esta vez el tema de la controversia o noticioso era un lenguaje "secreto" utilizado por los jugadores del Athletic de Bilbao.

No se lo van a creer pero...

En el Athletic de Bilbao...

... ¡los jugadores hablan euskera!

Y El Chiringuito lo ha señalado y el vicepresidente Pablo Iglesias ha ironizado al respecto.

Ver resumen Ocultar resumen

Han causado estupefacción, ira y bochorno las palabras de Dolores Rubio, gerente del Hospital de Alcalá de Henares, que proponía quitar los teléfonos móviles a enfermos de Covid para que no pudiesen hablar con sus familias y fuesen más fácilmente convencibles de lo bien que se está en el hospital Zendal, con sus espacios diáfanos y sus retretes también abiertos de par en par, como en la antigua mili.

Páginas