Cristina Pardo vuelve a dividir a los tuiteros (esta vez con Susana Díaz)

Cristina Pardo se ha convertido en una tendencia habitual de los domingos

El motivo no es otro que Liarla Pardo, el programa que conduce en laSexta y que, semana tras semana, es la comidilla tuitera del domingo post cocido en casa de los abuelos. 

En esta última emisión, el motivo de su protagonismo tuitero ha sido compartido con Susana Díaz, a quien ha dedicado una interesante y extensa entrevista. 

Entrevista en la que, según muchos tuiteros, Cristina Pardo ha puesto especial empeño en que la portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía criticara al gobierno de Pedro Sánchez, a sus socios de Unidas Podemos o el hecho de que EH Bildu apoye la aprobación de los prespuestos. 

ADEMÁS: ¿Quién se oculta detrás de la mascarilla?

No lo ha conseguido. 

Susana Díaz, como ha dicho un tuitero, tiene "más tablas que una carpintería" y, lejos de entrar donde Cristina Pardo le indicaba, ha tomado otro camino más sosegado. "Me pongo en la piel de Pedro Sánchez porque he sido gobernante. Sé perfectamente que un gobierno de coalición siempre tiene ruido. Lo viví con Izquierda Unida y con el apoyo parlamentario de Ciudadanos. Cada vez que se resfriaba Rivera, los de Ciudadanos en Andalucía estornudaban". 

Es más, Susana Díaz incluso ha aprovechado para dar un palito a la oposición. "Tiene una minoría parlamentaria y una derecha asalvajada. Lo tiene difícil. ¿Qué es lo mejor? Que hay una posibilidad de gestionar la crisis desde la izquierda". 

ADEMÁS: La transformación de Terelu Campos

A pesar del regate de la política socialista, los tuiteros no han dejado pasar la ocasión de recordarle a Cristina Pardo lo que piensan de ella. Tanto para bien como para mal, parece que a la presentadora con el flequillo más famoso de la televisión le van a pitar los oídos durante una temporada. 

Por cierto, si alguien tiene dudas sobre qué opinan sus jefes de la labor de Cristina Pardo en laSexta, a lo mejor el hecho de que vaya a presentar las Campanadas junto a Iñaki López le da una idea de la situación. 

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

La polarización nos conduce a lugares donde es imposible cualquier discusión sosegada. "¡Fascista!". "No, fascista tú, y además cabrón!". Ese es el nivel. Y en Twitter el mal tono se eleva a la enésima potencia. Sin embargo, de vez en cuando hay reflexiones que merece la pena leer. Es lo que ha sucedido con Marwan, que en un larguísimo hilo (no exento de autoironía en un humorístico giro final) ha explicado las contradicciones que conlleva defender la libertad de expresión, el derecho a manifestarse y otros asuntos.

Por ejemplo, el de la violencia policial.

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid con un adoquín en la mano ha dado lugar a memes y comentarios de toda clase y condición. Naturalmente, se ha señalado el copyright de tan ostentoso gesto político: el gran Albert Rivera, que antes de llevar a su partido a la ruinita salió con un pedrusco en la mano para agitar las aguas de un debate entre candidatos que le miraron entre la perplejidad y el cachondeo.

Ver resumen Ocultar resumen

Y no sólo a Toni Cantó. La derecha patria estaba en Twitter exultante porque en el programa más visto de Antena 3, un espacio infantil en el que primero se opina de políitca y luego hay experimentos del QUIMICEFA, Carlos Alsina disparó crítica tras crítica contra Pablo Iglesias. 

Pero a lo que vamos.

Fue a divertirse a El Hormiguero el mismísimo Carlos Alsina.

Y Pablo Motos, como quien no quiere la cosa, le dio carrete para que pusiese a caldo a Podemos.

Lo previsible. Toni Cantó disfrutó como un niño con la velada.

Páginas