Carlos Lozano carga contra los concursantes de OT1

A río revuelto, ganancia de pescadores. El refranero español casi tiene una frase para explicar cualquier situación de la vida. Y una frase que le viene como anillo al dedo a Sálvame Deluxe y a Carlos Lozano.

El presentador de Granjero busca esposa y reciente ex concursante de Gran Hermano VIP acude al programa de Jorge Javier Vázquez en su condición de antiguo conductor de Operación Triunfo 1. 

ADEMÁS: Carlos Lozano y sus destinos tras GH VIP

Y es que el tirón que El Reencuentro de los triunfitos, 15 años después de la primera edición del programa, ha tenido estos días en televisión, medios de comunicación y redes sociales es un caramelo que Mediaset ha decidido explotar al más puro estilo de la casa. 

 

Objetivo: ganar a Tu cara me suena

Ya han desfilado por alguno de los programas de Mediaset algún antiguo concursante como Verónica  Manu Tenorio y algún asesor que no acabó muy bien con los chicos como es Alejandro Abad.

Pero en esta ocasión, quien ocupará su sillón en Sálvame Deluxe y con el objetivo de vencer a la intratable Tu cara me suena es Lozano. En el adelanto mostrado por Mediaset, Lozano carga contra la actitud de alguno de los antiguos concursantes: "Agradecidos tendrían que estar todos a un programa como ‘Operación Triunfo’ para empezar. Pero agradecidos por la oportunidad que le han dado a todos. Ha sido muy grande, porque si no más de la mitad no estarían ni cantando". 

ADEMÁS: ¿Podría haber un segundo concierto de OT1? 

Aunque tampoco quiere cargar en exceso Lozano y relata que tuvo episodios en los que protegió a los antiguos alumnos de la academia: "“Nosotros lo que hacíamos es tenerles un poquito oculto lo que era el éxito”. Y añade que: "cuando se abrieron las puertas y vieron el éxito que tenían, se volvieron locos la mayoría". 

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Ismael Beiro hizo el salto a la fama después de convertirse, en abril de 2000, en el primer ganador de Gran Hermano. Esa primera edición tuvo un éxito rotundo que así reflejaron los datos de cuota de pantalla y sus récords de audiencia. Nunca antes se había emitido en España un reality show de este estilo.

Páginas