Buscando un beso a medianoche: una vieja película indie para la Nochevieja

Si después de las uvas quieres ver una buena película, Buscando un beso a medianoche puede resultar una opción más que ajustada en caso de que te apetezca descubrir una pieza de culto del cine independiente estrenada allá por 2007. La vimos en blanco y negro y suponemos que así sigue pero por YouTube hemos encontrado una versión en color así que, quién sabe, quizás nos hayan cambiado Buscando un beso a medianoche. La vimos en DVD cuando comprábamos DVD y esa fotografía en blanco y negro nos resultó arrebatadora y también que sonase Winds of Change de Scorpions cantada irónicamente (o no tanto) por los protagonistas de esta cinta, como método de superar los miedos de la edad, el desamor, todos esos fantasmas de la juventud.

Porque es esta una película de jóvenes, de un joven a punto de cumplir los 30 años y una Nochevieja en Los Ángeles, donde es tradición besar a alguien cuando llega la medianoche y se inaugura un nuevo año. El protagonista, Scoot McNairy (que te sonará de mil y una películas donde practica papeles de reparto varios), busca en un portal de Internet una pareja para la medianoche que responda a su propio apelativo de misántropo y una misántropa (una Sara Simmonds que después de esto, según los registros, no rodó nada más) acude a una cita a ciegas. Y surge ¿el amor? Sí o no o no exactamente. La vida es complicada. De eso habla Buscando un beso a medianoche.

Hubo quien la comparó con Manhattan de Woody Allen, lo cual seguro que satisfizo a su director, Alex Holdridge, que ha permanecido fiel al espíritu indie, creando rarezas cinematográficas y yéndose a vivir a Berlín, como corresponde a un estadounidense con aspiraciones intelectuales y cosmopolitas.

Buscando un beso a medianoche es una bonita película para combatir los malos pensamientos en una madrugada de Nochevieja confinada.

A veces no está de más recuperar viejas películas de cuando el cine indie existía e íbamos a verlo a los Alphaville (que era como se llamaban los actuales Golem madrileños) y ya les dije que Alan Rudolph, Bagdad Café y Calles de fuego forman parte de nuestra memoria sentimental.

En fin, es sólo una recomendación por si encuentran esta película en alguna parte, tal vez un DVD que alguien dejó en casa olvidado tras una mudanza, en alguna plataforma de streaming, en YouTube Premium (pero ¿en color?) o como sea.

Nos hemos acordado de cuando vimos Buscando un beso a medianoche y de la apacible melancolía que transmite. Como la canción de Scorpions, balada heavy para tiempos de cambio hortera.

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: Las películas que vimos en el año 2000

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido Daniel Bernabé (autor del imprescindible ensayo La distancia del presente) quien ha encontrado mensajes cifrados en Los ritos satánicos de Drácula, serie B estrenada en 1973 con Christopher Lee y Peter Cushing cara a cara una vez más. Dos enemigos íntimos a los que la Hammer, mítica productora británica, enfrentó en numerosísimas ocasiones.

El caso es que en Los ritos satánicos de Drácula se habla de Vox y hasta sale quien puediera ser un dirigente de la patronal española.

Increíble pero cierto.

Ver resumen Ocultar resumen

Financia y estrenará Apple TV y dirige Ridley Scott. El título de la cinta es Kitbag y retratará a Napoleón Bonaparte. Protagoniza Joaquin Phoenix y la megalomanía del personaje encaja con la magistral megalomanía interpretativa del actor, un talento brutal entre lo histriónico y la pura verdad actoral.

Veremos cuál es el resultado ya que los proyectos napoleónicos tienen una cierta leyenda negra en el mundo del cine.

Páginas