Así fue cómo Silvia Intxaurrondo hizo balbucear y perder los papeles a Díaz Ayuso

Horas después de que el Gobierno decretara el estado de alarma en todo el país, Isabel Díaz Ayuso ha concedido la pertinente entrevista para mostrar su rechazo a todo lo que huela a Pedro Sánchez o sensatez en la Comunidad de Madrid, 

Para ello ha elegido, como no, jugar en casa: Telemadrid. Así, ha sido Silvia Intxaurrondo, presentadora de Telenoticias Fin de Semana, quien ha realizado la entrevista. 

Quién le iba a decir a la presidenta de la Comunidad de Madrid que iba a terminar la entrevista balbuceando, tartamudeando, interrumpiendo de malas maneras a la presentadora y perdiendo los papeles

Y eso es exactamente lo que ha pasado cuando Silvia Intxaurrondo le ha preguntado "¿A cuántos sanitarios ha contratado para el Hospital de Valdebebas?"

ADEMÁS: El chalé de Abascal y otras polémicas del líder de Vox

De primeras, Isabel Díaz Ayuso traía la respuesta de manual preparada, lo cual no quiere decir que fuera la acertada. "Estamos ahora mismo en esa contratación. Se está viendo el refuerzo que venga de otros hospitales y con ello hacer ese oprativo para que el hospital tenga ya todo dispuesto". 

Obviamente, Silvia Intxaurrondo ha alucinado, como todo el que estuviera viendo la entrevista. "Perdone, entiendo que van a tomar personal sanitario de otros hospitales". La situación, para quien haya estado en un búnker, es que el déficit de sanitarios en Madrid ya es flagrante, como para andar quitando más para llevarlos a este nuevo hospital

De hecho, consciente de la metedura de pata, Díaz Ayuso ha cortado de malos modos a la periodista. "Al hospital de Valdebebas no le va a faltar ni material sanitario, ni ningún tipo de personal. Lo que está haciendo ahora la Comunidad de Madrid son las contrataciones, eligiendo material y todo lo que se necesita", ha asegurado en tono algo más dubitativo. 

Cuando Silvia Intxaurrondo ha insistido en que otros centros queden desasistidos, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha vuelto a interrumpir con un impertinente: "No va a faltar de nada. Es decir, es una buena noticia". Alerta spoiler: no lo es, si vas a quitar sanitarios de donde nos los hay. 

Tras una tercera interrupción, Díaz-Ayuso se ha llevado las manos a las orejas, para escuchar bien, se supone, a Silvia Intxaurrondo. Ahí es cuando ha cogido aire y a intentado volver a la casilla de salida, con la primera respuesta que traía en el manual. Ha salido mal. 

ADEMÁS: Lo que (quizás) no sabías de Donald Trump

Dudas, balbuceos, más dudas, credibilidad por los suelos y un discurso vacío que sólo ha llevado a dar la razón a la periodista, la intención es quitar sanitarios de otros centros y llevarlos a Valdebebas, nada de contrataciones, según las palabras de Díaz Ayuso. 

Obviamente, Silvia Intxaurrondo no iba a echarse atrás tras echar el órdago y ha seguido insistiendo hasta obtener una respuesta medianamente convicente de la política. "No me salen las cuentas", ha llegado a decirle. 

"Se van a reorganziar... Pe, pero, es que yo no soy, a ver, yo no soy la persona de Recursos Humanos de la Com... de la Consejería de Sanidad. Creo que la presidenta de la Comunidad no tiene que entrar al detalle de cómo van reorganizar los turnos, el material... Eso a mí no me compete". 

Y cuando la cuestionable entrevista parecía haber alcanzado su punto álgido, llegó la traca final de Díaz Ayuso: "Son preguntas que no se le hacen a un presidente autonómico, normalmente". Y se ha quedado más ancha que larga. 

Los aplausos a Silvia Intxaurrondo han sido casi sonoros en Twitter. 

Fotos y vídeo: Gtres y Telemadrid

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha convertido, por obra y gracia de la victoria de Joe Biden, en instantánea estrella de la televisión. Siempre con su chimenea detrás, corresponsal en EE.UU. desde un cálido interior, cambio de paradigma tras años de reporteros que pasaban frío emitiendo sus crónicas desde Times Square o una ventana con vistas a los rascacielos o una azotea con vista parcial del skyline neoyorquino.

Ver resumen Ocultar resumen

Con la inestimable colaboración de Maurg1

Páginas