Anabel Alonso conoce el secreto de la felicidad de Bertrand Ndongo

Bertrand Ndongo ha convertido su simpatía hacia Vox en la mejor parodia de 2020

Buscando la polémica fácil, el aplauso rápido de sus correligionarios y el insultos burdo y elemental, ha conseguido una relevancia que nadie esperaba, por las circunstancias en las que se ha dado. 

Sea como sea, Bertrand Ndongo sabe que cada intervención suya en redes sociales se viraliza y no escatima esfuerzos por tener su ración de casito diaria. 

La penúltima acción del votante de extrema derecha ha sido criticar a las mujeres de izquierdas, asegurando que están insatisfechas porque les faltan "machos empotradores". Y es que, según afirma, todos los "machos empotradores" son de derechas. 

Incluso ha llegado a cuestionar la capacidad de políticos como Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Pablo Echenique para satisfacer a una mujer en la cama. Sí, ha incluido a Pablo Echenique

ADEMÁS: El zasca de Anabel Alonso a Ignacio Aguado

Como era de esperar, la extrema derecha mediática no ha tardado en dar bola al mensaje y convertirlo en viral. Pero este mensaje también ha tenido respuesta por parte de la izquierda. Mucha crítica, algún que otro insulto pero, el comentario más certero y quien sabe si atinado, ha sido el que ha lanzado Anabel Alonso

La actriz ha tirado de pragmatismo para dar validez al argumento de Bertrand Ndongo y, para ello, ha usado una regla de tres de lo más sencilla. Si Bertrand Ndongo sabe que la felicidad la dan los machos empotradores de derechas, será porque conoce las nobles artes amatorias de los machos empotradores de derechas. Y así se lo ha hecho saber. 

"Así que esa carita de felicidad es de que te han "empotrao" pero bien", ha asegurado Anabel Alonso en un tuit. Y, viendo los comentarios, parece no ser la única en compartir este pensamiento. 

Fotos y vídeo: Gtres y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Había expectación en España por ver cómo era el día después del histórico asalto al Capitolio de Estados Unidos por parte de la extrema derecha. 

Y la expectación, seamos claros, se centraba en ver cómo tratarían los medios dicho asalto, quién iría a las tertulias políticas y qué conejo sacarían de la chistera para darle la vuelta al relato. 

Obviamente, el día después no ha defraudado

Ver resumen Ocultar resumen

Dice el refrán que el hombre es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras

También hay otro que habla sobre mantenerse en silencio y no dar pistas sobre la propia personalidad, pero eso tampoco viene al caso. 

O sí. 

ADEMÁS: Estrellas que estuvieron en la ruina

Páginas