Ana Rosa y María Claver consiguen sacar de quicio a Javier Ruiz

Desesperado

Así ha acabado Javier Ruiz en El Programa de Ana Rosa. Y con toda la razón. 

La derecha mediática sigue haciendo su trabajo a diario en televisión y, en esta ocasión, ha sido Javier Ruiz quien ha sufrido las consecuencias en el programa matinal de Telecinco donde, entre Ana Rosa Quintana y María Claver han conseguido sacar de quicio al periodista

Javier Ruiz intentaba exponer datos e informaciones sobre las PCR que se están realizando en Madrid, o que no es están realizando, con datos oficiales y contrastados. ¿Qué pasa? Pues que eso no interesa a la derecha mediática y allí que ha ido María Claver, en connivencia con Ana Rosa Quintana, a interrumpir de forma torticera a su compañero de tertulia. 

ADEMÁS: Cómo proteger tu piel de los efectos de la mascarilla

"Lo que está ocurriendo en la Comunidad de Madrid es que se retrasan los datos, se recortan los PCR. La foto no sale bien, trucas la foto", exponía Javier Ruiz, mientras el murmullo al otro lado comenzaba a ponerle nervioso. "Voy a terminar una frase, si es posible. Me gustaría poder terminar una frase", solicitaba

Obviamente, no iba a ser posible. María Claver y Ana Rosa Quintana tenían claro que de ese tema no se podía hablar y así lo decretaron con interrupciones constantes y absurdas. 

Así, ante la falta de educación y compañerismo, Javier Ruiz ha optado por el silencio, antes de decir algo de lo que se arrepintiera. "Seguid hablando vosotros, yo vengo a escuchar", ha aseverado, mientras se cruzaba de brazos y bajaba la cabeza, mientras María Claver culpaba a los médicos de la bajada de PCRs en Madrid

ADEMÁS: Remedios contra el dolor de cabeza

En un nuevo e infructuoso intento de ofrecer datos oficiales, Javier Ruiz se ha aventurado a usar su turno de palabra. "A ver si puedo hilar una frase. Madrid está embelleciendo los datos. La respuesta que te ha dado es que se hacen antígenos, pero ¿dónde están esos datos?". Es lo único que pudo aportar, pues María Claver volvió a interrumpir. 

"Se acabó. Es imposible. Cada vez que hay datos sobre la mesa se calla a la persona que está hablando", afirmaba desconsolado. 

Y así están funcionando todas y cada una de las tertulias políticas de la actual televisión generalista. Una pena. 

Fotos y vídeo: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Que el humor tiene un fondo trágico no resulta ninguna novedad. Todos los grandes de la comedia lo han sabido. Lo sabe Ignatius Farray y lo expresa en sus memorias Vive como un mendigo, baila como un rey. En ese libro menciona (claro) a Richard Pryor, cuya terrible infancia y juventud cocieron a fuego lento un talento humorístico sin precedentes. Y, sin embargo, aquel cómico afroamericano de éxito, que coleccionaba éxitos de taquilla junto a Gene Wilder en la década de los 80, fue un hombre atormentado.

Ver resumen Ocultar resumen

Cosas divertidas que discurren por Twitter bajo el torrente de puñetazos, mal rollo e insultos coloreados en que se ha convertido esta red social. Gracias a @dromuz por descubrirnos cómo sería nuestra clase política si se fundieran sus rostros.

Por ejemplo, arriba lo vemos parcialmente, Pedro Sánchez y Zapatero.

Dos presidentes unidos fisonómicamente y un resultado inquietante.

Como inquietantes son la mayor parte de los resultados.

Véase el hilo.

Ver resumen Ocultar resumen

De repente, Dolly Parton. Diva de la americana music (o, si preferimos, el country) que se ha convertido en icono inmortal de una cierta forma de entender los Estados Unidos. Porque ella es la felicidad despreocupada de las canciones, la fama y el bourbon de los mejores días, un aire caricaturesco a lo Mae West y la inteligencia certera de quien lleva un largo recorrido en la farándula. Dolly Parton tiene 74 años y sigue en la brecha.

Páginas