Ana Rosa se pone bravucona en Twitter y Twitter responde

Si de algo ha servido el periodo de cuarentena es para que Ana Rosa Quintana vuelva a usar Twitter con asiduidad. 

Tras unos días de toma de contacto, la presentadora de El Programa de Ana Rosa'está absolutamente on fire en la red de microblogging. 

Eso sí, el 90% de su contenido son retuits. Retuits en los que aparece gente como Isabel Díaz Ayuso, Juan Ramón Rallo o Ignacio Aguado. Ahora, es el 10% de contenido propio el que está arrasando. 

ADEMÁS: Encontronazo entre Echenique y Ana Rosa: "¿Habéis desmentido ya aquel bulo?"

El motivo es, por un lado, que Ana Rosa Quintana se ha dado cuenta de lo que es el Twitter actual. Lo que fuera un punto de encuentro, risas e información, es ahora una zona de desinformación, odio, insultos y algo de humor, en la que muchos partidos políticos gastan millones de euros para propagar sus ideas. 

Obviamente, no es el sitio para ponerte bravucón, si no te guste que te repliquen. Y a pesar de ello, Ana Rosa Quintana ha lanzado un órdago a los tuiteros, en forma de afirmación bloqueadora. "Me ha costado varios años pero le he cogido el gusto a bloquear. En este momento no estamos para tonterías y perfiles falsos o emboscado. Si tienes algo que decir, sé valiente y dí quién eres". 

ADEMÁS: La monumental bronca de Antonio Maestre y Ana Rosa Quintana

Obviamente, Twitter le ha respondido. Y lo ha hecho de la forma en que contesta este tipo de provocaciones, siendo valiente y dando la cara. De hecho, "Hola, Ana Rosa" se convirtió en tendencia este fin de semana, seguido del nombre de quien lanzaba el tuit.

Más de 7.200 personas respondieron a la provocación y muchas de ellas con vídeos, datos o recordatorios que, a buen seguro, no le han hecho demasiada gracia. Ahora, lo que está claro es que se ha tenido que hartar a bloquear que tampoco es mala forma de echar la cuarentena. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

En medio del ruído y la furia hay también buenas noticias. Pequeñas ventanas por las que se cuela la esperanza. Anabel Alonso es dada a la pelea contra el extremismo de derechas y los troles intolerantes a través de su perfil de Twitter. Pero esta vez la actriz ha preferido darnos una buena noticia. Una victoria del ecologismo (y del sentido común) sobre los intereses del ladrillo y el turismo depredador. Valdevaqueros, en Tarifa, se salva. No será urbanizada. El Tribunal Supremo ha dictado sentencia al respecto.

Y Anabel Alonso lo tuitea feliz.

Páginas