A favor del spoiler

Cuando murió (¡atención, spoiler!) Chanquete en Verano azul lo anunciaron previamente en una revista y tres cuartos de lo mismo (¡atención, spoiler!) con JR en Dallas. Ya os lo contamos aquí. Y no pasaba nada. La obsesión por el spoiler está llegando a extremos enfermizos. De pequeño, en los años de la E.G.B,, iba uno al cine a ver Tiburón y el lunes lo contaba en el recreo con pelos y señales, como debe ser. 

A mí todavía me gusta que me cuenten películas y series. A veces resulta mejor el relato que me hacen que la peli o serie que luego (o quizás nunca) degustaré.

Pero yo soy un vestigio del pasado y ahora la histeria del spoiler se impone y si a un millennial le cuentas un detalle insignificante de cualquier serie puedes considerarte fusilado al amanecer.

Hey, gente, tampoco es para tanto.

Una cosa es contar el final de Psicosis, El sexto sentido o Los otros (eso no se hace) y otra comentar que el protagonista lleva una corbata verde muy fea en la segunda escena de La casa de papel.

series-para-adolescentes:-la-casa-de-papel

El spoiler es vida. Contar al prójimo las ficciones que vemos, leemos o imaginamos es algo bonito. Somos seres dados al relato. Hay una película de Nanni Moretti en la que este relata a su hijo en la ficción el argumento de El gran carnaval de Billy Wilder a modo de cuento para dormir. El niño se duerme mecido en fantasías de un periodista que tiene el rostro de Kirk Douglas. 

¿Spoiler? No todo es spoiler. Y, además, lo importante de una película o una serie no tiene por qué ser la trama. Recientemente he visto dos grandísimas piezas cinematográficas cuya sinopsis no tiene importancia: La virgen de agosto de Jonás Trueba y El peral salvaje del turco Nure Bilge Ceylan. Su desarrollo argumental es lo de menos. No hay spoiler posible. O sí, bueno, no exageremos. Pero aunque les contase algún detalle revelador de cualquiera de esas dos películas, sólo accedIendo a su potencia visual, sus interpretaciones y su atmósfera puede apreciarse qué es lo que guardan dentro.

Y en cuanto a series. Lo mejor de True Detective es su clima enfermizo, su fotografía, los trabajos de Matthew McConaughey y Woody Harrelson. ¿Y qué más da saber quién va a morir en Juego de tronos? Ya oigo los alaridos de indignación. No me cuentes, no me cuentes, exigen los fóbicos al spoiler.

game-of-thrones:-localizaciones

Pues mira, te voy a hacer un spoiler definitivo. Al final casi nunca ganan los buenos. Excepto cuando se trata de Marvel y Star Wars. Y tampoco conviene fiarse.

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: 10 series que fueron un fiasco

Ver resumen Ocultar resumen

¿O tal vez usted ha olvidado aquella maravillosa comedia con alce en su cabecera? ¿Que ni siquiera la vio? Pues era una serie sobre un médico neoyorquino que acababa destinado en Cicely, una pequeña población de Alaska repleta de personajes peculiares. Porque, según descubrimos en esta ficción televisiva, Alaska es un lugar raro de Estados Unidos (al norte del norte) donde mucha gente escapa para comenzar de nuevo o practicar sus excentricidades mirando a los alces y sin que nadie les moleste.

Ver resumen Ocultar resumen

Que Cuba sigue siendo material inflamable en lo político resulta evidente viendo las reacciones al estrreno en Netflix de La red avispa, una película que relata la peripecia de un grupo de espías procedentes de la irreductible isla caribeña (patria de Martí) infiltrados en los ambientes anticastristas de Miami. Se basa en un hecho real ocurrido en los años 90.

Ver resumen Ocultar resumen

Ser uno de los directores y productores ejecutivos de una de las mejores comedias del siglo XXI, Curb your enthusiasm, para que todo el mundo te acabe recordando como un maldito meme. 

Es triste, ¿verdad?

Pues es lo que le pasa a Robert B. Weide desde 2015. Ahora, en los últimos meses, su nombre y la sintonía que todo el mundo asocia con solo leer o escuchar su nombre, se ha multiplicado en Twitter. Y es que en la red se usa ese meme para cerrar vídeos vergonzantes o inesperados. 

Páginas