7 westerns heterodoxos a reivindicar

No sólo de John Ford vive el aficionado al western (ni tampoco ha de limitarse el catálogo de cine del Oeste a lo que ponen en Telemadrid o 13TV después de comer) y hay películas de pistoleros muy reivindicables aún siendo heterodoxas, raras y bastante actuales.

Los clásicos son clásicos y usted debiera ir ahora mismo y volver a ver Centauros del desierto, obra maestra sin paliativos.

Aquí van, sin orden ni concierto, algunos títulos que recuperar para la causa.

Porque el western ya no es lo que era pero se resiste a morir y, de cuando en cuando, todavía hay algún estreno interesante de este género que fuera icónico, como una nueva mitología estadounidense.

1. Soldado azul (1970)

Una cinta de aire lisérgico, muy 70's, con la sangre de un imposible color sirope y un mensaje de denuncia sobre las masacres infames a las que fue sometida la población indigena del norte de América. Candice Bergen está sublime y Peter Strauss hace lo que puede. Emocionante, hermosa, imperfecta (sí) pero con una potencia que la eleva sobre sus imperfecciones.

2. Bone Tomahawk (2015)

Cinta que recupera el espíritu reaccionario de ciertos westerns (el nativo americano dibujado como monstruoso salvaje) y convierte ese clima de miedo en gore mezclado con la eficaz fórmula crepuscular en la que un viejo pistolero tiene que liderar a un grupo de inadaptados en una misión suicida. Terror y disparos. Deliciosa puesta al día de un género clásico firmada por S. Craig Zahler, que lo mismo es director de fotografía que novelista o, como en este caso, realizador principal. Y qué bien está (como siempre) Kurt Russell.

3. Rápida y mortal (1995)

Dirigida por Sam Raimi y protagonizada por una Sharon Stone en el insólito papel de pistolera empoderada. Añádase a Gene Hackman, que siempre funciona, y a un Rusell Crowe que tampoco está mal. Marciana en sus formas pero disfrutable, qué duda cabe.

4. El rostro impenetrable (1961)

Dijo la crítica de la época que El rostro impenetrable era un egotrip insufrible al servicio de Marlon Brando. Y, sin embargo, revisada ahora tiene un aire de cine de autor tan raro que resulta de lo más hipnótico. Además, Marlon Brando siempre es Marlon Brando y aquí dirige e interpreta así que Brando por partida doble.

5. Johnny Guitar (1954)

Un clásico a medio camino entre el western y el melodrama amoroso. Sus diálogos son excepcionales, trágicos, emocionantes. Tal vez el papel más relevante de Joan Crawford.

6. Forajidos de leyenda (1980)

Walter Hill fue uno de los grandes cineastas de los 90 (The Warriors, Calles de fuego) y firmó este western con figuras épicas del Oeste y un montón de hermanos reales (los Carradine, los Quaid, los Guest). Una notable pelicula a redescubrir.

7. La balada de Buster Scruggs (2018)

Fabulosa colección de piezas cortas por cortesía del inagotable talento de los hermanos Coen. Divertida, tierna, emotiva y con el sabor de los viejos cuentos del Oeste. Otra vuelta de tuerca. Realizada para Netflix.

ADEMÁS: 7 películas antibelicistas

 

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Si los Globos de Oro son la antesala de los Oscar, la gala más importante del cine va a ser muy divertida. 

Sorpresas, distancia social, premios póstumos y varios nombres propios son los que han dejado unos Globos de Oro atípicos

Páginas