Greta Thunberg, el icono de la revolución verde

greta-thunberg-el-icono-de-la-revolucion-verde

Un día decidió no ir a clase. Los incendios habían devastado bosques en Suecia en medio de una inusitada olar de calor. Era agosto de 2018. Y Greta Thunberg decidió dar un paso adelante e ir a protestar delante del parlamento sueco. Así empezó todo.

Greta Thunberg es la adolescente sueca que ha conseguido que durante meses que miles de jóvenes se hayan reunido cada viernes alrededor del mundo para protestar por las pocas medidas que los gobiernos llevan a cabo para frenar un problema global que nos afecta a todos: la crisis climática. 

Nació el 3 de enero de 2003 y se ha convertido en uno de los rostros más conocidos del activismo ecológico. Hija de una cantante de ópera y de un actor, Greta Thunberg fue diagnosticada desde pequeña con Síndrome de Asperger (un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista).

Pero ella asegura que dicho síndrome afecta de manera muy positiva a su labor como activista, sobre todo en lo relativo a la gran capacidad de concentración que posee.

Greta Thunberg

Según informa la agencia alemana DPA, Thunberg empezó a concienciarse sobre el problema del cambio climático con tan solo 11 años, en un momento en el que sufría depresión. Informarse sobre el tema y percibir lo poco que se estaba haciendo para acabar con este problema a nivel global le animó a cambiar su vida para orientarla por completo hacia esta lucha. Desde este momento, Greta Thunberg insistió a su familia para que cambiara algunas de sus costumbres poco ecológicas. Por ejemplo, les inició en el veganismo y les convenció a reducir sus viajes en avión para disminuir la huella de carbono. 

Cómo empieza en el activismo 

Pero fue en agosto de 2018 cuando su nombre empezó a sonar en todos los informativos del país y se convirtió en una de las activistas más conocidas del mundo. A 20 días de las elecciones generales suecas y después de numerosos incendios y una fuerte ola de calor que asoló el país escandinavo, decenas de estudiantes suecos guiados por Greta se asentaron en la plaza de Mynttorget, frente a la fachada de Riksdag (el Parlamento sueco), para protestar por las pocas medidas que toma el gobierno para evitar el cambio climático

Greta Thunberg

Según ha explicado Greta en distintas entrevistas, la idea de la huelga estudiantil estuvo inspirada por los alumnos del instituto de Parkland, en Florida, donde tuvo lugar el tiroteo que acabó con la vida de 17 personas en febrero de 2018. Los alumnos de este instituto decidieron reunirse para iniciar un movimiento a favor del control de armas en Estados Unidos, algo que acabó extendiéndose por todo el país. 

Otra persona que le inspiró para iniciar esta lucha por el clima fue la activista racial Rosa Parks, la mujer negra que se negó a ceder su asiento a un hombre blanco en la Alabama de 1955. Este momento fue esencial para el movimiento de lucha por los derechos civiles en Estados Unidos y Greta ha afirmado en varias ocasiones que Parks es una persona de referencia para ella, sobre todo porque aunque ella era una persona tímida e introvertida (como también lo es Greta), sus ideas fueron escuchadas y logró hacer grandes cosas. 

La iniciativa Fridays For Future

Después de las elecciones suecas, Greta volvió a la escuela, pero cada viernes continuó protestando frente al Riksdag en una iniciativa que se llamó Fridays For Future. Estas manifestaciones se extendieron a 270 ciudades en varios países del mundo, como Australia, Canadá, Alemania, Japón o Estados Unidos, entre muchos otros. 

Dentro de esta iniciativa, el viernes 15 de marzo fue un día histórico en esta lucha de la juventud por el clima, ya que tuvo lugar una nueva oleada de huelgas de estudiantes en más de 1000 ciudades de 89 países

Presente en todas las conversaciones sobre el clima 

Pese a su corta edad, Greta Thunberg sabe de sobra cómo elaborar un discurso potente que convenza a quién la escuche y es por eso que ha participado en diferentes conferencias relacionadas con la crisis climática.

Su primera charla frente a una cámara tiene ya más de un millón y medio de visualizaciones en YouTube y fue en TEDxStockholm. En este discurso Greta llamó a la población a tomar conciencia frente al problema del calentamiento global e hizo hincapié en la importancia de tomar medidas para frenarlo. 

En diciembre  de 2018 Greta Thunberg ofreció un discurso ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2018, celebrada en Katowice (la COP24). En esta cumbre Greta se reunió con diferentes líderes políticos, a los que soltó algunas verdades que no dejaron indiferente a nadie: "Dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos". 

En enero de 2019 también participó en la cumbre anual del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), en la que insistió de nuevo en la importancia de actuar ante este problema: "No quiero que estéis esperanzados. Quiero que entréis en pánico, que sintáis el miedo que yo siento cada día. Y después, quiero que actuéis". Sus discursos son conocidos por ser duros y directos, señalando a los culpables del calentamiento global y no teniendo problemas en insistir en la urgencia de este asunto. Sin embargo, en este caso quiso acabar con un mensaje un poco más esperanzador: "Aún hay tiempo para cambiarlo todo"

Greta Thunberg

Otro indicativo que muestra que los argumento de Greta impresionan y marcan la diferencias es que también ha sido invitada a hablar en otros lugares como el Parlamento de Suecia, el Parlamento de Estrasburgo o la Asamblea Nacional francesa

Odiada y admirada por partes iguales

Ser la persona que está despertando conciencias y luchando por el cambio tiene también sus inconvenientes y uno de ellos es ser el principal enemigo de muchos líderes políticos de extrema derecha que prefieren hacer oídos sordos frente al problema del cambio climático. En la Asamblea Nacional francesa, diputados de derecha y extrema derecha alegaron que no querían "recibir discursos de una niña" y boicotearon su discurso, que tuvo que acabar pronunciando en una sala en vez de en el hemiciclo. 

Sin embargo, Greta Thunberg también se ha ganado el respeto de muchos científicos, líderes políticos y también ciudadanos de a pie. Entre sus seguidores está el Papa, con el que Greta se encontró recientemente. En dicho encuentro, el Pontífice argentino le ha pedido a Greta Thunberg que siga adelante con la lucha climática. 

Greta Thunberg con el Papa

Tan importante está siendo la labor de Greta por el clima que, en marzo de 2019, Greta fue propuesta por tres parlamentarios noruegos al Premio Nobel de la Paz. Las razones que han señaladoes que "Greta Thunberg ha lanzado un movimiento masivo que es una enorme contribución a la paz". 

CLARA ROMÁN 

ADEMÁS: 13 cuentas vegan friendly de Instagram que molan

Fotos: Gtres