Vicky Martín Berrocal, amor para 2016 y otros deseos