Marta Hazas y su reto del agua: el primer chapuzón del verano