'Volando juntos': un cuento ecologista basado en hechos reales

Volando juntos es conmovedora y tiene conciencia medioambiental con un toque de aventura que se mezcla (siendo sinceras) con algo de sensiblería. Veamos cuál es el planteamiento principal.

Adolescentes enganchados y adictos a las redes sociales y los smartphones, ¿qué pasaría si toda esa atención fuese canalizada en una causa social y ecologista? Concretamente, aquí se trata de salvar una especie de gansos en peligro de extinticón.

Nicolas Vanier vuelve a tocar la fibra sensible del público a través de personajes jóvenes. Anteriormente lo ha hecho con Belle y Sebastián (2013), un niño que se encuentra con un perro salvaje en plena Segunda Guerra Mundial, y con La escuela de la vida (2017), un huérfano que pasa de la vida urbana a la de campo.

Esta vez lo hace con Thomás, quien coge cariño al grupo de gansos que su padre tiene al mando.

La historia y el amor que sienten los protagonistas por esos animales y la vinculación que crece entre ambos recuerda a Volando libre (1996) de Carroll Ballard. ¿Alguien se acuerda de aquella peli? Amy Alden (Anna Paquin) se muda con su padre (Jeff Daniels) y este le construye un ultraligero para guiar y volar junto a unos gansos canadienses, una trama bastante parecida por no decir idéntica.

Mensaje ecológico

Volando juntos lleva implícito (y explícito) un mensaje ecológico muy importante en cuanto a las especies en peligro de extinción

Los gansos salvajes y su proceso de migración están en peligro y una de las razones por las que esta especie está desapareciendo es la presencia humana indirecta. Tendidos electricos, carreteras y aeropuertos son factores extremadamente peligrosos, se encuentran en su ruta de migración.

louis-vazquez-en-'volando-juntos'

Para ayudar a los pobres gansos a evitar su extinción, Christian (Jean-Paul Rouve) y su hijo Thomas emprenden un viaje por Europa en ultraligero volando y guiando a los gansos.

Basada en hechos reales

Pero todo esto no es fruto de la ficción, hasta cierto punto, sino que está basado en hecho reales. 

En 1995 el piloto francés Christian Moullec empezó a volar junto a pájaros en sus rutas migratorias. Algo que destaca especialmente parte de que una persona vuele con pájaros es que ahora, en pleno siglo XXI, lo graba y posteriormente lo sube a Youtube.

Es así como se ha contruido el relato de Volando juntos, pero en vez de tener a un adulto al mando de un ultraligero vemos a un niño. Es por esto que la credibilidad de la historia se vuelve un tanto frágil a ratos; ¿hasta qué punto nos creemos verdaderamente que un joven pilote a grandes alturas con diferentes condiciones climáticas?

Una película que está bien, entretenida y pasar pasar un buen rato.

OLIVIA BRAVO

ADEMÁS: Nominados a los Oscar 2020: sorpresas y triple representación española

Ver resumen Ocultar resumen

La crisis sanitaria del COVID-19 golpea duro al mundo de lo audiovisual y las artes escénicas. Según un informe elaborado por la Unión de Actores y Actrices, los intérpretes nacionales tendrán que hacer frente a pérdidas de más de 6 millones de euros.

Los datos, basados en las respuestas de los propios profesionales del sector, reflejan una pérdida económica que la Unión de Actores y Actrices cuantifica en 6.853.554 euros y un 23% de despidos entre los intérpretes.

Ver resumen Ocultar resumen

Mensaje directo a los ciudadanos de Estados Unidos

Ver resumen Ocultar resumen

Rodajes paralizados, estrenos cancelados, salas de cine cerradas (temporalmente) y la mayoría de los profesionales del sector audiovisual confinados en sus domicilios perfilan un futuro (y presente) nada fácil para el mundo de la ficción española. ¿Qué hacer, entonces, con el cine español en tiempos de coronavirus?

Parar un momento, respirar y ponerse manos a la obra con nuevas e innovadoras ideas que intenten salvar (al menos, un poco) una temporada que ya se presenta como una de las más negras para el mundo de la cultura.

Páginas