'Upload': tu nueva vida después de la muerte

Lo que parece empezar como una nueva comedia similar a The Good Place, creada y dirigida por Greg Daniels, (The Office y Parks and Recreation) de la nada se convierte en una serie de misterio con esos pequeños toques de humor que quedan totalmente ocultos bajo una trama que nadie se espera.

Si bien es cierto que los primeros capítulos tienen ese aura que tenía The Good Place y el humor inocente de Parks and Recreation, junto a una parte más descarada, característica de The Office no tiene nada que ver con ninguna de estas. Aunque sí hay guiños a estas dos últimas series.

Lo que hace distinto a Upload de estas series es que es para adultos, en un punto de la serie pierde toda la inocencia que podría tener y se convierte en algo violento y más sacado de una serie de misterio que de una comedia.

Unas actuaciones poco reseñables

Los actores son poco conocidos, el más conocido es Robbie Amell quien interpreta a Nathan el protagonista. Si bien es cierto que hay personajes dentro de la serie que son icónicos y desde el principio sabes que van a mantenerse así durante toda la temporada, la única actuación que destaca es la de la actriz que interpreta a Nora (Andy Allo).

¿Una vida más allá?

Upload es una serie que se ambienta en 2033 donde las personas que está a punto de morir pueden decidir si “subir” su memoria a una vida virtual. Este es el caso de Nathan, que tras un accidente de coche muere y su novia decide darle otra vida de la que se encargará su ángel de la guardia, Nora. 

Mientras Nathan se va adaptando a su nueva vida  Nora descubre que algo de la vida de Nathan no cuadra.

La serie está en Amazon Prime Video y consta de diez episodios que tienen una duración que puede ir desde los 20 minutos a los 40. 

FOTOS: Amazon Prime Video

ADEMÁS: las mejores series del siglo XXI

Ver resumen Ocultar resumen

¡Anatema! ¡Excomunión! Ya se oye a los Verdaderos Creyentes de la Religión Perdidista clamando para que quien discrepe acabe en la hoguera.

Pero la opinión es libre.

Y hasta Perdidos tiene sus detractores.

Ver resumen Ocultar resumen

Corría el año 1985 y se estrenaba Luz de luna, una comedia policiaca en la que (de partida) la estrella era Cybil Shepherd, icono de los 70 con clásicos como The last picture show en su filmografía. Dándole la réplica, un joven actor atractivo aunque no exactamente un galán al uso. Con algo de sobrepeso e incipiente calvicie, aquel Bruce Willis de los 80 poco tenía que ver con las estrellas masculinas del momento (de Richard Gere a Michael Paré).

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos hablando de uno de los grandes creadores de la historia reciente de las series. David Simon. El tipo que inventó The Wire. El guionista de otras grandes ficciones como Treme o Show Me a Hero. Recientemente ha trabajado en La conjura contra América, que adapta una novela de Philip Roth en la que se especula con la posibilidad de que el mítico piloto (y filonazi) Charles Lindberg hubiera llegado a la presidencia de Estados Unidos allá por los años 30.

La imagen que encabeza este artículo es una foto promocional de dicha serie.

Páginas