Twitter no perdona a Ana Torroja: los memes de su 'no sin mi mariconez'

En esta vida, sólo hay dos cosas seguras: la muerte y los memes de Twitter. Por suerte, la cuarta gala de 'OT 2018' sólo tuvo una alta dosis de la segunda. No hubo que lamentar fallecidos. 

La semana había venido marcada por la polémica del 'mariconez'. La palabra que Miki y María no querían pronunciar en la mítica 'Quédate en Madrid' de Mecano, y que el grupo se negó a que fuera cambiada. Es lo que tienen los derechos de autor. 

Pero claro, a Miki y María les pueden obligar a cantar 'mariconez' pero a los tuiteros, ya les pueden decir 'arre', que si ellos quieren decir 'so', será 'so' lo que se convierta en tendencia. 

ADEMÁS: Contra la mariconez

En este caso, 'arre' era la 'mariconez' y 'so' eran los memes de Ana Torroja. Una Ana Torroja que se convirtió en tendencia y a la que van a estar pitándole los oídos hasta después de Navidad. 

Desde el principio de la gala, los tuiteros cargaron contra la cantante. Ahora, cuando aparecieron María y Miki sobre el escenario, Ana Torroja se convirtió en un ser omnipresente en la red de microblogging. 

ADEMÁS: La polémica en 'OT' sobre si 'mariconez' es un término homófobo

Montajes, comparaciones, coñas marineras y todo tipo de bromas elevaron a Ana Torroja a unos niveles de relevancia que no alcanzaba desde los años 90. Bueno, salvo su lapso con Hacienda. Sea como sea, seguro que le ha quedado claro cómo se las gasta el fandom de 'OT'. A los triunfitos, ni tocarlos. 

Fotos: RTVE

Ver resumen Ocultar resumen

Resulta que sí se pudo y hay preacuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para gobernar y las redes sociales se han incendiado con las correspondientes reacciones. A favor y en contra. Por supuesto.

Ha habido sitio, incluso, para la euforia.

Sobre todo en la izquierda, después de una noche toledana lamentando los 52 escaños de VOX.

Paula Vázquez ha expresado el júbilo de mucha celebridad progresista y tendente al morado.

Ver resumen Ocultar resumen

Sara Sálamo se ha convertido, en los últimos días, en el azote de una derecha desaforada y desatada en redes sociales. 

La actriz ha tomado un protagonismo inesperado que se originó en un hilo en el que, sin mencionar partido alguno, se mostraba contraria a respetar a un partido homófobo, machista y racista

A pesar de no dar nombres, la derecha ofendida se dio por aludida y no tardó en cargar contra Sara Sálamo a la que han abrasado a insultos y menosprecios desde entonces. 

Páginas