'Lovesick', la mejor comedia de Netflix que no estás viendo

El día 1 de enero, la mayoría de gente estaba o reposando el banquete de Nochevieja, o reposando la barra libre de Año Nuevo o haciendo la lista de propósitos a incumplir en 2018. 

En Netflix estaban estrenando contenido. Así se las gastan. Y ojo, no hablamos de un contenido cualquiera. El primer día del año, Netflix lanzaba la tercera temporada de Lovesick, la mejor comedia de la plataforma de streaming. 

Con permiso de Master of None, una obra maestra pero más englobada en el punto dramedia, Lovesick se ha convertido en una de esas joyas seriéfilas que, por desgracia, no ve tanta gente como mereceThe Leftovers (HBO), Goliath (Amazon) o Halt and Catch Fire (AMC) saben de qué hablamos 

ADEMÁS: Siempre quisiste conocer los secretos del bolso de una influencer

A pesar de ello, desde ZelebTV no nos cansaremos de reivindicar una serie que enamora desde el primer capítulo. Con protagonistas reales, historias cotidianas, un punto de humor British perfecto y tres personajes para ponerles un monumentoLovesick debe ser reconocida como lo que es, la mejor comedia de Netflix. Y estos son los motivos para tal afirmación. 

Dylan

El protagonista de la serie, Dylan, es un chaval que contrae clamidia y para evitar que se propague, tiene que contactar con todas las chicas con las que ha estado y contárselo. De hecho, el título original de la serie era Scrotal Recall. Así se emitió su primera temporada en Channel 4, hasta que fue comprada y renovada por Netflix, cambio de nombre incluido. 

Pues bien, Dylan es un protagonista tímido, de buen corazón y, a pesar de no ser un bellezón, con éxito con las mujeres. ¿Su problema? Está enamorado de su mejor amiga. Obviamente, tiene todo para empatizar con él desde que aparece en pantalla. Salvo por la ETS. 

ADEMÁS: Los estrenos de Netflix de enero 2018

Evie

Antonia Thomas es una belleza exótica que ya enamoró a medio mundo en Misfits. En Lovesick, interpreta a la mejor amiga de Dylan, la cual ama en silencio. Es divertida, amable, cariñosa, achuchable y, en definitiva, la mujer por la que cualquier persona perdería la cabeza. Su personaje está diseñado para ser amado en el mejor de los sentidos. 

Luke y Angus

Luke es el amigo ligón pero con buen fondo de Dylan y Evie. Una suerte de Barney Stinson que, sin saberlo, busca el amor verdadero y puro. Eso sí, mientras llega, sigue probando y probando candidatas. Nadie mejor que Daniel Ings para dibujar un personaje ya manido y estereotipado, pero con un toque personal y especial que le da un punto de adorabilidad imprescindible en la serie. 

Por su parte, Angus es el amigo raro del grupo. Comienza la trama preparando su boda con una pareja que nadie soporta. Es más, el enlace será una de las historias principales de la primera temporada. La potencia del personaje es tal, que su crecimiento en las dos siguientes temporadas es tremendo. De secundario simpático pasa a regular e imprescindible en la serie, con momentos memorables. 

ADEMÁS: 'Master of None' es la mejor serie de Netflix (al menos para nosotros)

Química y humor

Si quieres que una comedia funcione, debes buscar actores con química. Y aquí la hay. Y mucha. Antonia (Evie), Daniel (Luke) y Johnny (Dylan) se entienden con sólo mirarse. Ahora, la conexión entre Luke y Dylan es un bromance tremendo como hacía tiempo no se veía en televisión. 

Historias reales

Los personajes que presenta Lovesick son reales. Beben demasiado, tomas malas decisiones y están siempre sin un euro. Sus historias y su día a día es el que podría tener cualquiera que vea la serie, lo que ayuda a entrar en ella. Especialmente reconocibles son algunas de las parejas de Dylan y cómo dibujan lo complicado que es mantener una relación sentimental cuando una de las partes tiene a otra persona en la cabeza. 

El amor

La historia de amor de Evie y Dylan es la historia de amor más antigua de la historia. Chico conoce a chica. Chico se enamora de chica. Chico no dice nada a chica. Y chico y chica acaban con otros chicos y chicas infelices para siempre. Las miradas entre ambos son amor en estado puro. Los primeros planos a la cara de Antonia Thomas son de los que dejan helado al espectador. 

Binge Watcheable

Tres temporadas. De momento. De seis, ocho y ocho capítulos. Y cada uno de ellos de poco más de 20 minutos. La serie se te pasa en un suspiro y siempre te deja con un sabor de boca tremendo, pero con ganas de más. Y sí, a pesar de ser comedia, tiene algún cliffhanger tremendo. Serie para maratonear y paladear los días posteriores. 

Banda sonora

La banda sonora de Lovesick es maravillosa. La serie alterna clásicos como Tom Jones o The Smiths, con música indie más actual como Metronomy o Django Django. Toda canción tiene su motivo y su momento. 

El guión

Hay escenas en las que podemos ver a dos protagonistas hablar durante cinco minutos, manteniendo el plano fijo. No se hacen pesadas. El motivo es que el guión está cuidado al máximo, las conversaciones son divertidas, dinámicas e interesantes y las historias que cuentan, hacen que el espectador siempre quiera más. Las charlas entre Dylan y Luke son especialmente recomendables. Lo mismo pasa con los silencios entre Dylan y Evie. 

Fotos y vídeo: Netflix

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Cuarta temporada de la exitosa serie

Ver resumen Ocultar resumen

Nuevo éxito literario que será adaptado en la pequeña pantalla. Her body and other parties, best seller escrito por la genial Carmen María Machado, contará con una versión televisiva de la mano de FX, casa de éxitos como American Horror Story, que ahora lo intentará con esta historia de terror. Ficción que ha sido calificada por muchos como una mezcla entre "un Black Mirror feminista con algo de cuento de hadas" que tendrá a los responsables de AHS detrás del proyecto.

Páginas