Scarlett Johansson: Así ha cambiado la actriz en 20 años (y 32 fotos)

Conocimos a Scarlett Johansson cuando, con tan sólo 14 años, se atrevió a hacer sombra a todo un Robert Redford. Fue en El hombre que susurraba a los caballos (1998), y pocos o nadie hubiera adivinado que esa jovencita dulce, se convertiría en poco tiempo en un mito erótico de Hollywood. 

El primer paso a su eclosión como musa de los pensamientos inconfesables de medio mundo, llegó de forma inesperada e independiente. Ghost World (2001), la convirtió en una musa indie, eso sí, opacada por la chica del momento, Thora Birch, quien había arrasado en American Beauty un año antes. Al final, Thora se ha quedad por el camino y Scarlett, pues eso. 

Y eso vino de la mano de Japón, de Bill Murray, de Sofia Coppola y de Lost in Translation (2003). Scarlett tenía sólo 19 años, suficientes para seducir al veterano actor y a todo el planeta. La leyenda de Scarlett Johansson había comenzado. 

Desde entonces, su fama, sus admiradores, sus búsquedas en Google y su caché no han parado de subir. Alcanzó el sumum de la sensualidad en Match Point (2005), gracias a Woody Allen y su química con un Jonathan Rhys Meyers, aún con opciones de triunfar en Hollywood. 

debuto-con-12-años-pero-la-fama-le-llego-a-los-14...-

ADEMÁS: El videoclio de Angelina Jolie que enamoró (y obsesionó) a Mick Jagger

Desde entonces, ha regalado al público comedias, cintas de época, thrillers pero, sobre todo, se ha postulado como una de las mejores actrices para el cine de acción. Su Viuda Negra de Marvel está pidiendo a gritos su propia saga desde hace años. Llegará, pero aún tardará un poco. 

Obviamente, Scarlett Johansson lleva todo el siglo sin bajarse de las listas de las más deseadas del planeta. Esquire la ha nombrado Mujer Viva más Sexy en dos ocasiones (2006 y 2013), algo que ninguna mujer ha conseguido. Y hasta Playboy se ha rendido a sus encantos, otorgándole el Celebrity Más Sexy en 2007. 

el-cambio-fisico-de-scarlett-es-evidente

ADEMÁS: 15+1 famosas actrices que posaron para Playboy

Por el camino, le ha dado tiempo a casarse dos veces. La primera con Ryan Reynolds (Deadpool) y la segunda con Romain Dauriac. Cosas de la vida, con uno y otro la cosa sólo duró tres años. Poco tiempo para un matrimonio al uso, pero mucho si tienes la suerte de que sea con ella. Además, con el francés ha tenido a su única hija, Rose Dorothy Dauriac, en 2014, lo que convierte a Scarlett Johansson en una MILF por decreto. 

También ha tenido tiempo de sacar hasta dos álbumes. Y es que sí, amigos, también canta y lo hace muy bien. 

la-hemos-visto-con-el-pelo-de-mil-colores-pero-su-tono-rubio-es-el-elegido

ADEMÁS: 11 inolvidables MILFs de cine: de Mrs. Robinson a la Madre de Stifler

En la actualidad, con 32 años, sigue siendo un icono sexual para muchos, un ejemplo de empoderamiento para muchas, una vengadora en alza para otros y una súper estrella como pocas para todos. Sea como sea, llevamos 20 años disfrutando de Scarlett Johansson, y se merece que repasemos cómo ha cambiado en estas dos décadas. 

Fotos: iMDb

Ver resumen Ocultar resumen

Eran los años 90 y en Seattle había nacido el grunge y Douglas Coupland escribía su magnífico libro Generación X, artefacto literario que pretendía retratar a una juventud alienada pero feliz, mirando el futuro y diciéndose "bien, es aburrido, pero tendríamos que simular algún tipo de insurrección".

Ver resumen Ocultar resumen

Ana, mon amour. Un sugerente título que nos transporta a vivir un amor de juventud que traspasa todas las fronteras, en una Rumanía aún muy marcada por antiguas tradiciones.

Ana (Diana Cavallioti) y Toma (Mircea Postelnicu) se ven envueltos en una relación sin salida desde que se conocen en la facultad. Ella, aquejada de fuertes ataques de pánico. Él parece ser el fuerte de la relación, el pilar sobre el que Ana se apoya, centrado exclusivamente en protegerla.

Ver resumen Ocultar resumen

La novela de Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray, volverá a llevarse al cine. Pero no como muchos piensan que la cosa será bien distinta: ahora el protagonista no será él, será ella.

Visión femenina de un clásico que llegará de la mano de St. Vincent (Annie Clark) y que aún no tiene el nombre de la actriz que se meterá en la piel del personaje creado por Wilde en 1890.

Páginas