Sánchez Dragó sabe si Abascal se ha fumado un porro (y lo cuenta en Espejo Público)

Seguimos en Espejo Público con la omnipresencia de VOX y ahora le toca el turno a Fernando Sánchez Dragó, que ha publicado un libro de conversaciones con Santiago Abascal. Santiago Abasca, España vertebrada es el estimulante título. Y allí se habla de lo divino y lo humano en un tono hagiográfico y decididamente entregado porque Fernado Sánchez Dragó, quien fuera joven comunista recluido en la cárcel de Carabanchel por el franquismo, es hoy un poco de ultraderecha y hace campaña por VOX.

El caso es que Sánchez Drago, desde su casa, es entrevistado y suelta perlas como las siguientes:

"El único político de verdad que hay en el mundo es Putin".

"La socialdemocracia ha llegado a su fin"

"¿Qué le entusiasma a Abascal?" pregunta Susanna Griso.

"A Abascal le entusiasma la naturaleza, estar con su familia y sus hijos, quiere ser guardabosque cuando se retire" responde Sánchez Dragó.

Y añade: "No es un político y por eso me gusta". Porque según el escritor "la política sobra y el Estado no debería existir".

Comenta Susanna Griso sobre lo diferentes que son Dragó y Abascal: "Es que Santiago Abascal te cuenta, por ejemplo, que jamás se ha fumado un porro".

Respuesta de Sánchez Dragó: "Él me respeta porque respeta a los demás. Cuando le ofrezco media galleta de marihuana, me dice que no. Coño, Santi, eres de Amurrio, de pueblo, le digo. Me parece sorprendente que por curiosidad no pruebes la marihuana".

Risas en el plató, regocijo y Susanna Griso que pregunta a sus contertulios si han probado la marihuana: rotundamente aseguran no haber probado droga alguna en su vida Rubén Amón y Elisa Beni. El resto, también. Pero menos rotundamente.

Elisa Beni aprovecha para lanzar una ironía a Dragó: "La marihuana afecta a las neuronas".

"Si afecta a las neuronas, debo de estar fatal" admite Sánchez Dragó. No le vamos a quitar la razón. Eso sí, resulta un personaje ideal para animar el cotarro en cualquier plató.

ADEMÁS: Cuando Sánchez Dragó se pasó (más o menos) al porno

Foto: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Una vez más, y ya son unas cuantas, los periodistas, meros transmisores de la realidad, sufren los atropellos de unos cuantos energúmenos. 

En este caso, ha sido un equipo de Cuatro al Día, encabezado por Rocío Cano, el que ha sido agredido en su visita a Lleida. Una ciudad que vuelve a estra confinada, por culpa de un rebrote que afecta ya a 1.715 personas y que tiene a los vecinos más nerviosos que en la anterior cuarentena. 

Páginas