Rosa María Mateo le declara la guerra a los realities

"Mientras yo sea presidenta de RTVE, juro que no haremos realities". A Rosa María Mateo, administradora única de RTVE, le ha faltado aquello de "a Dios pongo por testigo", para que su sentencia alcanzara tintes dramáticos. 

La veterana periodista, quien se hizo cargo del Ente Público a finales de julio, ha pasado por tercera vez por el Congreso de los Diputados. Lo ha hecho para dar explicaciones, entre otras cosas, de la sociedad patrimonial que tiene a su nombre pero, sobre todo, de la caída en las audiencias

Una caída que Rosa María Mateo ha explicado de forma clara, como es habitual en ella. "Es verdad que las audiencias no remontan, pero las cadenas que tienen audiencias altísimas se basan en realities. Si ustedes quieren que la Corporación haga este tipo de programas, os juro que mientras yo sea presidenta, nunca se van a hacer"

También ha aludido a los Informativos de otras cadenas y como los del Ente Público, buscan informar, más que la audiencia. 

ADEMÁS: Rosa María Mateo, vida de una periodista histórica en TVE

La sentencia lapidaria ha venido con explicación. "Es verdad que los realities atraen a una audiencia grandísima y que es lo que el público quiere ver, pero yo me pregunto si hay que darle lo que quiere ver y pongo el ejemplo de los estudiante, si les damos lo que quieren, nunca irían a la escuela". 

Otro orden relevante del día era la sociedad patrimonial de la que Rosa María Mateo es apoderada. Sociedad de la que no dio cuenta en su primera comparecencia. 

ADEMÁS: RTVE explica lo tardío de su prime-time: "El español medio llega tarde a casa"

"Tener una sociedad capital no implica que no me pueda ceñir a las leyes del Estado. No hay problemas con Hacienda y, para demostrarlo, traigo una copia de la resolución de la oficina de conflictos de intereses donde así figura", comentó antes de repartir una copia a cada uno de los representantes de la Comisión Mixta de Control Parlamentario. 

"No existe conflicto de intereses, dado que la empresa no entra en contacto en modo alguno con la entidad pública". Y a pesar de ello, Rosa María Mateo ha asegurado que va a disolver la sociedad para seguir al frente de RTVE sin piedras en los bolsillos. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Es verano y, aunque la pandemia arrecia sin que podamos frenarla, resulta inevitable caer en cierta despreocupación y beber horchata a la sombra y hacer chistes tontos pero que nos hacen sonreir como si el mundo fuese un lugar perfecto. Por ello queríamos resaltar la chanza de Bob Bop a cuenta del nombre de Macarena Olona, diputada de Vox que suele tender a la agresividad y la vociferación.

Se trata de una broma sin ánimo de hacer daño.

Una cosa veraniega y divertida, tontorrona pero (a la vez y valga la paradoja) ingeniosa.

¿Por qué no?

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien habla el castellano eliminando la d de toda palabra acabado en "ado". Rajo, por ejemplo, era muy dado a esta práctica. "Se ha acabao" le recordamos decir seguramente a la salida del restaurante donde se atrincheró durante horas cuando la famosa moción de censura que hizo presidente por vez primera a Pedro Sánchez.

Pero a lo que vamos.

Una cosa es el habla coloquial y otra cosa es escribir mal.

Ver resumen Ocultar resumen

La polémica por el concierto de Taburete en Marbella donde ni se guardó la distancia de seguridad adecuada y apenas se utilizaron mascarillas ("'¡ni una puta mascarilla!" gritó desde el escenario Willy Bárcenas) ha provocado la reacción de numerosas personas de a pie y también de algunas celebridades. No es Jesús Vázquez un famoso dado a significarse con alegatos políticos o similares. Pero esta vez ha querido lanzar un mensaje. 

A través de Twitter (por supuesto).

Páginas