Risto Mejide se encomienda a Belén Esteban para subir la audiencia

El estreno de Todo es mentira en Cuatro, la gran apuesta de Mediaset para levantar las tardes de la cadena, no ha funcionado. De momento. Se estrenó en torno al 4% de audiencia y el jueves había caído por debajo del 3%. ¿Qué hacer? Pues lo que La Fábrica de la Tele cree que funciona siempre. Recurrir a Belén Esteban.

Con que Risto Mejide se ha ido al plató de Sálvame y ha robado a Belén Esteban y se la ha traído a su programa, con la esperanza (¿fundada, infundada?) de que la antaño denominada princesa del pueblo atrae a las masas y revigorizará su espacio. 

Ya se verá.

El experimento, desde luego, ha sido destacado en las redes sociales.

El programa ha transcurrido, por lo demás, como todos los días, con el equipo de colaboradores sucediendo chistes guionizados y el público riendo con máximo estruendo y mínima credibilidad.

Se ha entrevistado a Belén Esteban sin hacer pupa, con bromas amables y la ingeniosidad final de hacerle una pregunta capciosa que aboque al personaje entrevistado a un titular llamativo. En este caso: "No quiero que Pedro Sánchez sube a mi boda". Palabra de Belén Esteban.

Crossover a la desesperada

Pues nada, si la cosa funciona, Risto Mejide puede fichar a Belén Esteban y hacer que la audiencia de Todo es mentira suba. De cualquier manera, ante todo mucha calma, tal y como reclamaban Siniestro Total en un mítico LP. 

risto-mejide

O sea, que también Zapeando empezó muy flojo de audiencia hasta que se consolidó.

Una audiencia fiel no se hace en dos días.

Cosa que en Atresmedia suelen entender (dejan tiempo suficiente los programas) pero no tanto en Mediaset, con cancelaciones fulminantes y una exigencia velocísima.

Bueno, veremos qué pasa.

No hay que precipitarse y dar por muerto un programa es algo tan osado como dar por muerto políticamente a Pedro Sánchez, como hicieron algunos cuando tuvo que salir por la puerta de atrás de Ferraz. Mírale ahora. Hecho todo un presidente del Gobierno. Vete a saber si con Risto no pasa igual.

(Por cierto, el experimento no funcionó. Si consultan, por ejemplo en Formula TV, las cifras de audiencia, verán que siguió en torno a un 3% que no es para tirar cohetes).

ADEMÁS: Vida y milagro de Marta Flich, la economista que se convirtió en cómica 

Ver resumen Ocultar resumen

Mantendrá su estatus como directivo en RTVE, contará con despacho y plaza de garaje, pero volverá con un cargo bien distinto al que ostentaba antes en el ente público: Álvaro Zancajo vuelve a Televisión Española.

Ver resumen Ocultar resumen

Todo ocurría este viernes 18 de enero enterándose la audiencia al abrir Ana Rosa Quintana su mesa de debate en El Programa de Ana Rosa (Telecinco). Según denunciaba el periodista Eduardo Inda, al parecer había sido agredido en las inmediaciones de Mediaset siendo golpeado por una cámara en el cuello.

Samantha Fox Galería
Ver resumen Ocultar resumen

El mundo ha cambiado (afortunadamente) y cuando miramos hacia atrás, incluso hacía panoramas relativamente cercanos, nos resulta bochornosa la cantidad de cochambre machista que ha tenido preponderancia en todos los ámbitos. Algo hemos mejorado. Bastante nos queda por mejorar. Pero no estamos en el nivel de aquellos 80 en los que se elevó a categoría de icono sexual a mujeres como Samantha Fox, Sabrina Salerno o Danuta Lato, hipersexualizadas caricaturas con las que el público masculino rendía culto a los pechos femeninos como reclamo festivo.

Páginas