Risto Mejide se encomienda a Belén Esteban para subir la audiencia

El estreno de Todo es mentira en Cuatro, la gran apuesta de Mediaset para levantar las tardes de la cadena, no ha funcionado. De momento. Se estrenó en torno al 4% de audiencia y el jueves había caído por debajo del 3%. ¿Qué hacer? Pues lo que La Fábrica de la Tele cree que funciona siempre. Recurrir a Belén Esteban.

Con que Risto Mejide se ha ido al plató de Sálvame y ha robado a Belén Esteban y se la ha traído a su programa, con la esperanza (¿fundada, infundada?) de que la antaño denominada princesa del pueblo atrae a las masas y revigorizará su espacio. 

Ya se verá.

El experimento, desde luego, ha sido destacado en las redes sociales.

El programa ha transcurrido, por lo demás, como todos los días, con el equipo de colaboradores sucediendo chistes guionizados y el público riendo con máximo estruendo y mínima credibilidad.

Se ha entrevistado a Belén Esteban sin hacer pupa, con bromas amables y la ingeniosidad final de hacerle una pregunta capciosa que aboque al personaje entrevistado a un titular llamativo. En este caso: "No quiero que Pedro Sánchez sube a mi boda". Palabra de Belén Esteban.

Crossover a la desesperada

Pues nada, si la cosa funciona, Risto Mejide puede fichar a Belén Esteban y hacer que la audiencia de Todo es mentira suba. De cualquier manera, ante todo mucha calma, tal y como reclamaban Siniestro Total en un mítico LP. 

risto-mejide

O sea, que también Zapeando empezó muy flojo de audiencia hasta que se consolidó.

Una audiencia fiel no se hace en dos días.

Cosa que en Atresmedia suelen entender (dejan tiempo suficiente los programas) pero no tanto en Mediaset, con cancelaciones fulminantes y una exigencia velocísima.

Bueno, veremos qué pasa.

No hay que precipitarse y dar por muerto un programa es algo tan osado como dar por muerto políticamente a Pedro Sánchez, como hicieron algunos cuando tuvo que salir por la puerta de atrás de Ferraz. Mírale ahora. Hecho todo un presidente del Gobierno. Vete a saber si con Risto no pasa igual.

(Por cierto, el experimento no funcionó. Si consultan, por ejemplo en Formula TV, las cifras de audiencia, verán que siguió en torno a un 3% que no es para tirar cohetes).

ADEMÁS: Vida y milagro de Marta Flich, la economista que se convirtió en cómica 

Ver resumen Ocultar resumen

Repasando momentazos de debates electorales

Ver resumen Ocultar resumen

El particular pulso que mantienen la Generalitat y el Estado a propósito de los lazos amarillos y las esteladas que se exhiben en los distintos edificios de públicos de Cataluña (la Junta Electoral Central ha ordenado la retirada de estos símbolos de manera inmediata) ha encontrado su explicación en una película del director M. Night Shyamalan.

Páginas