Risas por un tuit de Pablo Casado

Fue a por lana y salió trasquilado. 

Pablo Casado, el presidente del Partido Popular, quiso hacerse el gracioso en Twitter, más allá de la medianoche y no lo consiguió. Dice el refrán que es mejor caer en gracia que ser gracioso y, en este caso, parece que el líderl del PP, ni lo uno, ni lo otro. 

El tuit en cuestión venía acompañado de foto. En la misma aparece Pablo Casado junto a un joven votante sujetando su móvil. Un móvil con una funda que pretende ser simpática. En la misma se puede leer la famosa frase: "¿Qué república ni qué cojones! ¡La república no existe! ¡Idiota!"

ADEMÁS: Pepa Bueno destroza a Pablo Casado: "¿y si ganan las elecciones?"

Para quien no lo recuerde, fue la frase que le dijo el pasado 21 de diciembre, un agente antidisturbios a un participante en la manifestación a favor de la independencia de Cataluña. 

El collage made in Casado se completa con el mensaje del líder conservador: "Pues efectivamente... no existe, ni va a existir con el PP en el Gobierno". 

ADEMÁS: Las corridas de toros volverán a TVE si gana el PP de Pablo Casado 

No ha hecho falta más. Los tuiteros se han puesto manos a la obra y se han encargado de dar la vuelta a la tortilla y demostrar a Pablo Casado que para graciosos, ellos. 

Algunas de las respuestas que ha recibido el tuit del líder del PP, han mejorado con mucho el mensaje original. Y es que en Twitter, es complicado ser gracioso, sobre todo cuando no tienes gracia. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Se cumplen cincuenta años desde que Mah Na Mah Na se convirtiera en acontecimiento pop a raiz de su irrupción en el show de Ed Sullivan. La canción más universal de los Muppets no es más que una improvisación gamberra a modo de scat, entre jazzística y surreal. Fue en1969 cuando Ed Sullivan comenzó a utilizarla en su programa y cuando se vio por primera vez el número con el que tres muñecos de trapo sedujeron al público.

Los Muppets poseen esa ternura que no caduca con el paso del tiempo.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho ha cambiado TVE desde 1978 hasta ahora. Una época en la que el Renault 5 y el Citroen CX eran los coches de moda y en la tele eran tendencia el bigote y la barba. 

Un 6 de diciembre de aquel año se votaba la Constitución y toda España estaba pendiente de qué saldría (si SÍ o si NO).

Los currelas todavía eran mayoritariamente hombres en las fábricas (y en casi todos los lados) y desayunaban un bocata de anchoas con queso regado con Soberano y los domingos se ponían Varón Dandy para oler bien.

Páginas