¿Reconoces a esta famosa actriz (y tuitera)?

La foto es de 1993

Por aquel entonces, Anabel Alonso tenía 29 años y estaba rodando una de las películas más aplaudidas de Pedro Almodóvar: 'Kika'. 

Han pasado 26 años desde que la actriz diera vida a Amparo pero ha sido ahora cuando Anabel Alonso ha compartido esta foto en la que, si bien está casi igual que ahora, a sus 54 años, cuesta reconocerla. Y es que el tintazo rubio siempre lleva a confusiones curiosas (a medio camino entre Gwen Stefani y Loli Álvarez)

Eso sí, de Amparo a Benigna, su personaje en 'Amar es para siempre', no sólo hay un trecho, sino varias generaciones. 

ADEMÁS: Vida y tuits de Anabel Alonso

Curiosamente, ese mismo año la actriz se estrenaba como Pruden en otra serie mítica: 'Los ladrones van a la oficina'. Complicado de olvidar ese año. 

Ni que decir tiene que a Anabel Alonso le han caído piropos encandenados en los comentarios de Twitter. Y es que la actriz sale guapísima en la foto. 

No obstante, más allá de la instantánea, la referencia de Anabel Alonso puede ser un gran punto de inflexión para aquellos que se atreven a tildarla de actriz fracasada. 

En 1993, Anabel Alonso no sólo había pasado ya por 'La bola de cristal', 'El robobo de la jojoya' o 'Pepa', sino que desde entonces no ha parado de trabajar. 

ADEMÁS: Una diputada de Cs le dice a Anabel Alonso "a seguir mendigando" y ella responde

Hablamos de tres décadas de trabajo ininterrumpido en cine, televisión y teatro que harán que más de uno se lo piense antes de calificar como fracaso su carrera. Para quienes quieran comprobarlo, sólo tienen que echar un ojo a la Wikipedia

Y volviendo a 1993, siendo sinceros, entre Amparo y Benigna, nos quedamos con la primera. Y es que sacar adelante ese tintazo rubio está al alcance de unas pocas elegidas. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Un periodista no es el juez de la horca, creo yo, sino alguien que va a los sitios y cuenta a los demás lo que ve. Construye un relato lo más ecuánime posible incluso si se trata de la historia de un crimen. ¿Y si es el asesinato de un niño? ¿Cómo no desear lo peor a quien ha quebrado la vida de una criatura que tenía toda la vida por delante? Bueno, va en el sueldo del periodista eludir esa tendencia absolutamente humana a la venganza, y aportar honestidad y retratar sin maniqueismos incluso al criminal. ¿Es lo que hacen las televisiones? No exactamente.

Ver resumen Ocultar resumen

Corría el año 2011 cuando Alejandro Sanz, en un gesto de solidaridad, lanzó un tuit de apoyo a los murcianos, tras el terrible terremoto de Lorca. 

Cuenta la leyenda, o más bien el propio cantante, que hubo un complot para decir que en vez de 'nuestra', había puesto 'buestra', con 'b', en vez de con 'v'. El enfado de Alejandro Sanz fue tal que amenazó con dejar Twitter. No lo hizo. 

Menos mal. 

Ver resumen Ocultar resumen

Piden una rectificación y una disculpa

Páginas