¿Quién quiero que gane 'GH VIP 6'? ¿Se puede quedar desierto?

Cuando comento con la gente el seguimiento que hago de 'Gran Hermano VIP', siempre me preguntan quién creo que va a ganar y mi respuesta, casi desde el principio, ha sido siempre la misma: "Tony Spina, por guapo". 

Ahora, cuando quedan siete de los 16 concursantes que han pasado por la casa, me reafirmo, el ganador debe ser "Tony Spina, por guapo" o, en todo caso, dejar el premio desierto y acumular bote para 'GH VIP 7', que llegaría con 600.000 euros de premio (300.000 para quien gane y otros 300.000 para la Agencia Tributaria)

Y es que, si algo tengo claro en esta edición del reality de Telecinco, es que ningún concursante tiene la entidad, el carisma o la inteligencia para merecer ganar 'GH VIP 6'. Tampoco hay algún estratega que sobresalga por encima del resto. Ni, por supuesto, hay concursante que haya convivido sin altercados con otro compañero. 

ADEMÁS: Si acusas a 'GH VIP 6' de manipular vídeos, Jorge Javier se hace el ofendidito

Todo lo contrario. Los concursantes son famosos, saben cómo funciona esto y que si quieren seguir en la casa, deben generar contenidos. Ya lo decía Suso, quien se sabe de maravilla la teoría de los realities, pero le cuesta mucho aplicarla, como demostró con su lección de vestimenta y protocolo a Aurah, o cuando contó sus planes para "hacer llorar todos los días a Miriam Saavedra". Suso, descartado. 

Por alusiones, Miriam Saavedra, la reina Inca que las redes quieren coronar como ganadora, es la última que debería llevarse el cheque gigante. Su concurso se ha basado en la provocación, el insulto, la confrontación y la batalla constante. Eso no es sano, ni siquiera para Telecinco. Encima, recientemente, ha confesado un affaire entre Makoke y Carlos Lozano que ambos han desmentido. 

Cuando tu concurso se basa en usar a otras personas, es que tienes poco que ofrecer. Por desgracia para Miriam Saavedra, ya hemos visto todo su repertorio. 

ADEMÁS: Omar Montes se despide "del que creó Los Vengadores: Estinlín"

Algo similar pasa con Mónica Hoyos, quizás, la concursante con más suerte de la historia de 'Gran Hermano'. Entre salvaciones in extremis, inmunidades y nominaciones libradas por un punto, se ha librado de ser expulsada optando a batir el 95% de votos de Nagore. La ex de Carlos Lozano no cae bien y tampoco hacer por remediarlo. Que grite el nombre de su hija como una desquiciada, no ayuda. 

Precisamente Mónica Hoyos, este jueves, ha sacado a Asraf de la lista de nominados. El Míster España es un chico inquietante del que nadie se fía en la casa y con razón. El modelo ha demostrado no tener escrúpulos a la hora de actuar en la casa, y el caso más sonado es el de sus besos/no besos con Chabelita. Asraf Beno entró en la casa para multiplicar su popularidad y lo ha conseguido. Bastante premio lleva ya

Algo similar pasa con El Koala. El discurso buenista, el tono sosegado y su buen rollo impostado son difíciles de comprar a estas alturas. La gala 10 ha sido un acoso y derribo al cantante por parte de 'GH VIP', a pesar de lo cual, ha sido Makoke la expulsada. Ahora, cada vídeo suyo que han puesto, criticando a todo lo que se movía, era cierto. Si quiere hacer un corral, no será con los 300.000 euros del concurso

ADEMÁS: Parejas que forjaron su amor en los realities

Aurah Ruíz es un caso extraño. La ex pretendienta ha sido, quizás, la más auténtica de los 16 concursantes. Fue a por dinero para su hijo y, tras dos meses de concurso, ya acumula un buen pico. Además, se ha enamorado de verdad de Suso, quien también se ha rendido al amor de la canaria. ¿Hay mayor premio que encontrar el amor? Quizás. Viendo el panorama, que nadie descarte a Aurah como ganadora. 

Y por último, Tony Spina. El italiano, al contrario que Suso, sí ha aprendido a manejarse en un reality. Además, en dos días se quitó la única rémora que podía hacerle caer pronto: Oriana Marzoli.

El ex tronista es educado, amigo, compañero y tiene un don natural para esquivar polémicas, a pesar de haber tenido alguna. Y sí, es muy guapo. A priori, es el que mejor estrategia ha hecho para ganar pero, ¿ha sido suficiente? Está por ver. 

Sea como sea y gane quien gane, esta edición va a mantener la incertidumbre hasta el último momento, lo cual disparará, más si cabe, los audímetros de la gran final. Al menos, esta vez, no tendremos una ganadora cantada de antemano. Gracias a la torpeza de Miriam Saavedra, cualquiera puede ganar los 300.000 euros, aunque ninguno se los merezca. 

JESÚS REDONDO

Fotos: GH VIP