¿Quién ama a Carlos Pumares?

Sepa el lector o lectora millennial que Carlos Pumares es un crítico cinematográfico con muy mal genio que durante años tuvo un programa nocturno en la radio titulado Polvo de estrellas en el que echaba la bronca a sus oyentes por tener tan mal gusto en cuanto a sus preferencias fílimicas. Dicho espacio se emitía en Antena 3 Radio así que fíjense si ha llovido.

Luego Carlos Pumares fue resucitado por Crónicas marcianas y otros programas a los que acudía para exhibir su histrionismo desacomplejado.

Y ahí sigue, opinando a través de Twitter.

Y provocando declaraciones de amor de gente como (¡tachán!) Antonio de la Torre. Porque Carlos Pumares ha explicado que el actor es un genio porque ha hecho "hasta de uruguayo" y Antonio de la Torre no ha podido resistirse a expresar su cariño por el entrañable cascarrabias.

Se ha sumado a la fiesta el gran Roberto Álamo, que ha recordado precisamente ese Polvo de estrellas que llenaba la noche de cine y humo.

En realidad, todo este asunto venía a cuento de una discusión tuitera sobre si hay que contratar SIEMPRE a intérpretes sevillanos para que hagan de personajes sevillanos o resulta lícito que los actores y actrices actúen y simulen un acento ajeno.

Porque Carlos Pumares entra al trapo de TODO y no se corta a la hora de exponer sus fobias. Por ejemplo, con las chicas de La Script.

Y NO, ahí sí que no estamos de acuerdo. María Guerra y Pepa Blanes molan muchísimo por más que Carlos Pumares lance invectivas contra ellas.

No sea anticuado, don Carlos.

En fin, no se lo tendremos en cuenta. Carlos Pumares es así y se le toma o se le deja con sus excesos y sus virtudes o con la virtud del exceso.

Sea.

ADEMÁS: ¿Qué fue de los colaboradores de Crónicas Marcianas?

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Se cumplen 30 años del nacimiento de Antena 3 y hay quien ha querido celebrar este aniversario rompiendo su silencio. Desvelando el porqué de su marcha de una de las series del ayer de la cadena de San Sebastián de los Reyes más exitosa, Un paso adelante, y contando, en primera persona, qué fue lo que le llevó a decir adiós a dicha ficción que, cuando ella anunció su marcha, se encontraba en su mejor momento.

Páginas