¿Qué me estás contando? ¿Miguel Ángel Muñoz y Belén Esteban?

Levantarte el miércoles, ir al kiosco, coger la revista Lecturas y... ¡alucinar pepinillos! Así ha sido el arranque de muchas personas este miércoles, cuando han visto la portada de la revista. Ojipláticos. 

Según Lecturas, Belén Esteban y Miguel Ángel Muñoz, vivieron un breve pero apasionado romance... ¡en verano del año 2000! 

lecturas-ha-sorprendido-al-mundo-con-esta-portada

Por aquel entonces, la colaboradora de Sálvame estabe en una profunda crisis con Jesulín de Ubrique y su fama empezaba a despuntar. Mientras, Miguel Ángel Muñoz hacía sus pinitos en Al salir de clasey preparaba el camino para UPA: Dance, la serie que le lanzaría al estrellato. 

ADEMÁS: ¿Debería devolver Belén Esteban el dinero de su libro?

Para complicar más las cosas, era la época en la que Jesulín de Ubrique soltó el globo sonda de la prueba de paternidad, pues dudab que Andrea, de un año, fuera hija suya. Fueron momentos convulsos en la vida de la de San Blas. Quizás por eso el destino le acabó uniendo a un guapo y joven actor, diez años menor que ella. 

 

Hoy, minutos antes de mi entrevista en #SálvameDeluxe

Una foto publicada por Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el

Y a pesar de que, en su momento, Belén Esteban aseguró que lo suyo fue sólo amistad, Lecturas ha lanzado una serie de fotografías que ponen en duda tal afirmación. Si eran amigos, lo eran muy íntimos. 

ADEMÁS: Miguel Ángel Muñoz, de UPA Dance a Masterchef Celebrity en 11 grandes momentos

Lo bueno de esta relación es que supuso un cambio radical en el estilo de vida de Belén Esteban. Tal y como recoge Lecturas, la colaboradora de Sálvame perdió 14 kilos y llevó a cabo un radical cambio de look, alejado de la imagen discreta y tímida habitual, durante su noviazgo con Jesulín de Ubrique. 

La pregunta es, ¿cómo terminaron juntos Miguel Ángel Muñoz y Belén Esteban? Pues fue cosa de brujería. Más o menos. Y es que, según Lecturas, fue la madre del actor, la vidente Cristina Blanco, quien unió a la pareja. 

ojo-a-la-planta-de-miguel-angel-muñoz,-uno-de-los-actores-mas-guapos-del-siglo

Cosas de la vida, también fue quien los separó. Según Lecturas, Cristina Blanco preparó varios montajes sin contar con Belén Esteban, hasta el punto de que se llegó a decir que todo era una estratagema con fines montajísticos

ADEMÁS: Los mejores zascas del año en las tertulias políticas

A todo esto, Miguel Ángel Muñoz nunca se ha referido a esta relación. Ni para bien, ni para mal. Como tampoco ha aprovechado la influencia de Belén Esteban para su propio beneficio. Y es que, a pesar de su juventud, excesiva si echamos cuentas, el actor siempre ha sido un caballero. Hortera en su época UPA Dance, pero caballero al fin y al cabo

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Los sentimientos han aflorado casi como si ya fuera primavera en el plató de Mujeres y Hombres y Viceversa. Una cita, que iba a dar mucho que hablar, quedaba pendiente de ser comentada. Y sí que iba a tener cosas que contar. El encuentro entre Steisy y su principal favorito, Dosel iba a traer cola.

Ver resumen Ocultar resumen

El día ha estado marcado por los besos y los ránkings en Mujeres y Hombres y Viceversa. Steisy, que está acostumbrado a besar cuando a ella le apetece, y muy bien que hace la tronista, se ha encontrado ya con reclamaciones de sus pretendientes.  En la última cita con el recién llegado Christian, también ha compartido besos, y Dosel que necesita saber que esos besos significan algo, pidió que la tronista desvelara sus preferencias.

Ver resumen Ocultar resumen

En el último programa de Mujeres y Hombre y Viceversa estalló el bombazo con el regreso de Anaís, la pretendiente de Iván que había abandonado el programa un tiempo atrás. Laura echó a correr, tiró las plumas que llevaba en la cabeza y gritó que se marchaba. Iván no podía permitir que su actual gran favorita se marchara de esa forma. Corrió tras ella y ahí se quedó el espectador. Sin saber si Laura se fue, como diría Nek, o volvió a ser parte de la vida del tronista canario.

Páginas